Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Vamos finalizando el trabajo dedicado a la observación de distintos objetos que se encuentran en las fachadas de nuestras calles  y de nuestras casas después de haber ya detallado en anteriores artículos otros aspectos de nuestras fachadas que indudablemente dan carácter y personalidad a nuestra idiosincrasia urbana.

Entre las artículos anteriores se reseñaban aspectos tan específicos como han sido las realizadas con la numeración de las casas, los tipos de rejas de las ventanas, las aldabas de las puertas y ya, en esta ocasión, lo dedicamos a algo más común y con menos variaciones como son los pomos de las puertas exteriores, también llamados mangos, tiradores, pero en el artículo no hemos incluido los picaportes que permiten abrir las puertas y que forman parte de la propias cerraduras con llave o sin ella, sino simplemente el apoyo que se coloca en las puertas para no manejar con las manos la puerta directamente y que lógicamente se utilizan de manera que se pueda manjar la puerta, aunque también actúan para cerrar las puertas, pero no para abrirlas.

 Estos pomos se localizan en casi todos los casos en la parte central de la puerta al objeto, como se comprende que la fuerza que se ejerza esté repartida por igual en toda la superficie de la misma y aunque no es necesario decirlo por evidente los pomos de puerta se encuentran siempre  en el centro del ancho de la puerta y a una altura del suelo de un de aproximadamente u  tercio de la longitud de la misma.

Semana de La Zarzuela en La Solana

Haremos un desglose de los distintos tipo advertidos durante muestro paseo, sin olvidar incluso los más sencillos y rudimentarios y también los más modernos y de mayor perfección.

Así podemos distinguir dos tipos de forma genérica: los pomos redondeados o circulares y los que llamaremos lineales, en sus diversos tipos y modelos.

POMOS TIPO SETA

Son los más frecuentes existiendo infinidad de modelos en el mercado al igual que también ocurre en muchas puertas de la ciudad.

 Existen de dos tipos en cuanto a su componente: los de madera y los metálicos. Dentro de ellos podemos mencionar, por diferenciarlos de alguna manera, entre los que son lisos, tanto de madera como los metálicos, y los que disponen de dibujos  o resaltes, tanto en la parte fuera de la puerta como en la que se inserta el pomo.

De forma general el tornillo de agarre a la puerta está centralizado en el mismo y por la parte interior soporta una tuerca que afianza la colocación.

Los que mayor cantidad hemos encontrado son los circulares, aunque también se presentan cuadrados o rectangulares y dentro de estos grupos los metalizados pueden presentarse como dorados o de acero inoxidable satinados. Más raros pueden aparecer los de pomo de cristal transparente, por su facilidad de rotura.

Los materiales que se emplean en los metálicos son variados, abundando los de latón- niquelados o no-, acero inoxidable, hierro envejecido y de zamak y modelos como botón de charro, pavonados y otros estilos.

Su dimensión suele ser de 60  a 90 mm. de diámetro y algo más en la parte sujeta a la puerta.

Dentro de la gama general nos hemos encontrado verdaderas obras de arte por su originalidad y decoración que se pueden obtener de un objeto tan simple y sencillo.

Ventanilla Única

__________________________________________________________________________________________

*** Todas las fotografías son originales y están tomadas directamente de puertas de las casas de Tomelloso

 

Pomo
Pomos Seta Metálico 1
Pomo
Pomos Seta Metálico 2
Pomo madera
Pomos Seta Madera