Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

En este artículo vamos a preocuparnos de nuevo por los movimientos poblacionales, porque es evidente y claro que los pueblos, las ciudades y las grandes metrópolis a lo largo de un año sufren diversas fluctuaciones estadísticas por la propia dinámica de los continuos movimientos de las gentes, cada vez en mayor intensidad como consecuencia de las mejoras de los medios de transporte y de la facilidad de las comunicaciones.

CRECIMIENTO VEGETATIVO

Es un dato que se utiliza mucho para valorar la evolución positiva o negativa de una población en un año natural.

Por definición el crecimiento vegetativo de una localidad, región o país cualquiera se mide por la diferencia entre las personas nacidas/fallecidas comparadas con las fallecidas/nacidas en porcentaje en relación al total de la población.

En definitiva se trata de conocer cuántas personas han nacido y cuántas han fallecido en proporcion relativa.

Nosotros vamos a trabajar con nuestros ocho pueblos y con datos oficiales del año 2019 disponibles.

Así de forma general en todas las poblaciones estudiadas la diferencia ha sido negativa, es decir, existen más fallecimientos que nacimientos.

Aunque lo podemos contemplar en el gráfico donde existen diferencias significativas entre ellas, sin embargo los datos no son alarmantes, pues en ningún caso se pasa del 1,5 por ciento.

Municipio Nacimientos Defunciones Diferencia C. Vegetativo
Tomelloso 304 313 - 9 - 0,025
Socuéllamos 81 124 - 43 - 0,35
Villarrobledo 202 231 - 29 - 0,11
Alcázar de San Juan 241 269 - 28 - 0,09
Campo de Criptana 97 157 - 60 - 0,44
Pedro Muñoz 63 73 - 10 - 0,13
Argamasilla de Alba 3 66 - 13 - 0,19
Arenales de San Gregorio 2 11 - 9 - 1,53

En valores absolutos las mayores diferencias entre nacidos y fallecidos se establecen en Campo de Criptana y Socuéllamos, aunque la incidencia real sobre el total de la población se sitúa en cifras muy altas en Arenales de San Gregorio y el que menos repercusión tiene en el crecimiento vegetativo es Tomelloso. Indudablemente el número de fallecidos se encuentra dentro de una media general que hay que considerarla como natural, por lo que evidentemente deja en manos de los nacimientos a los responsables del déficit de crecimiento vegetativo de nuestras poblaciones. (Es evidente que todavía la incidencia del coronavirus no ha afectado a estas cifras).

Esta situación se produce directamente por la disminución de matrimonios, como hemos podido comprobar realizando la media de 22 años comparada con el año 2019 y podemos ver el resultado del descenso de matrimonios por localidad. Podemos ver los datos en % en el siguiente gráfico.

Número Matrimonios

Podemos comprobar cómo el número de matrimonios ha descendido en todas las poblaciones, siendo cifras importantes las señaladas para Socuéllamos y Villarrobledo y el caso de Arenales que en el año 2019 no existió ningún matrimonio.

 A nivel general el dato de descenso de matrimonios es general en toda España, donde cada vez el compromiso de un matrimonio supone una serie de relaciones de otro tipo a los que estamos ya acostumbrados.

 Como ejemplo podemos señalar que en Tomelloso la media de matrimonios desde el año 1996 al 2018 era de 162, mientras que en 2019 la cifra es de 132.