Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

“Allá van leyes donde quieran reyes”

Se entiende que el que tenga el poder o el mando es el que decide todo independientemente de las normas o leyes que existan.

Este refrán proviene de la época del reinado de Alfonso VI, cuando existía una disputa sobre le elección religiosa de uno de los ritos existentes: el rito mozárabe, correspondiente al que utilizaban los castellanos nacidos en territorio musulmán y el rito gregoriano o romano. Ya algunos países habían tomado decisión por el segundo y Alfonso VI, aunque decidido al rito cristiano, tenía sus serias dudas en Toledo por la raigambre de los habitantes y no lograba tomar una decisión y, aunque apoyado por su esposa  Constanza y por el arzobispo, tomó la determinación de solucionar  el problema mediante un “Juicio de Dios” y organizó en la Plaza de Zocodover un duelo entre dos personas de cada bando. Realizado el duelo salió vencedor el caballero mozárabe, pero Alfonso VI, siguió sin tomar la decisión definitiva y promovió otro juicio que era echar al fuego los misales de ambos ritos, y aunque existen distintas versiones del final, parece que el misal mozárabe salió sin quemarse en las llamas. Aunque fuera así el rey decidió elegir el rito cristiano, aunque permitió que varias iglesias de Toledo continuaran con el rito mozárabe, pero no  en la Catedral y las iglesias construidas por decisión de los cristianos. De ahí proviene este refrán, que además  aparecía también en Don Quijote en boca de doña Rodríguez en el volumen II, capítulo 37.

“A rey muerto, rey puesto”

Expresión que indica, así de sencillo, que nadie es indispensable, porque siempre habrá otra persona que le sustituya.

Se indica que proviene cuando el rey Felipe V decidió intervenir en la Guerra de Sucesión Española con la desavenencia de sus propios soldados que le avisaron de no tener la necesidad de arriesgar su vida, a lo que el rey contestó con esta frase.

“El sastre de Campillo, que cosía de balde y ponía el hilo”

Expresión no muy utilizada en La Mancha, pero sí en otras regiones. Indica cuando alguien hace algo gratuitamente, incluso aunque le cueste dinero.

La expresión no alude a ningún pueblo español en concreto, de los varios que hay, y es posible que derive de cantillo, como el cruce de varios caminos, donde en iempos antiguos era frecuente ofertar ciertos productos, como tiendas y otra cosas entre ellos el de sastre (antiguamente alfayate) sin coste alguno.

“Es un rollo macabeo”

Esta expresión no se refiere a la variedad de uva que cultivamos, sino a los macabeos. Quiere indicar que algo-un acto, una lectura, un comentario- es tan largo y enredado que no hay forma de lograr comprenderlo.

Los “macabeos” era una tribu judía que luchó contra los sirios en el siglo II a de C. para evitar ser helenizados por los griegos.

 Su historia fue escrita posteriormente en unos rollos de papiros tan extensos  y tediosos que no parecían acabar nunca.

“Es un galimatías”

Esta frase  indica algo lioso y complicado y muy enredado de comprenderlo y de  acertar.

Se cuenta que en los tiempos romanos los juicios los defendían personas como abogados y, en una ocasión, uno de ellos defendía el caso de un hecho que comprometía a una tal Matías con su gallo. El abogado, en su defensa, comenzó a mezclar palabras y en un momento determinado se fue enrollando con las palabras y en lugar de decir  el gallo de Matías, que se diría en latín “gallus Mathiae”, dijo Matías del gallo, que traducido se dice “galliMathias”, lo que produjo cierta jactancia entre los presentes y a partir de ahí se extendió la frase.

“Saltarse algo a la torera”

Esta expresión de nacimiento torero significa hacer algo a sabiendas que está prohibido o que no se tiene que hacer o no obedecer algo que te han encomendado.

Aunque saltarse la barrera en tauromaquia es librarse de la embestida de un toro, en pura tradición taurina es algo no es admisible en un torero.

“Estar en un brete”

Se comprende que supone estar en una situación que no es fácil solucionar.

El “brete” era  un cepo de madera  en forma de tabla con dos agujeros redondeados donde se colocaban los pies de los presos para inmovilizarlos y se utilizaban en la época de la Inquisición. Así se podía aplicar al preso algún tipo de castigo para sacarle información. En muchos casos los bretes con los presos se exponían en plazas para escarnio público.

También la palabra brete indica el pasillo por donde pasan los animales antes de llegar al matadero.