Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La Gerencia del Área Integrada de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha logrado articular la creación de un nuevo dispositivo sociosanitario dentro de la Unidad de Continuidad Asistencial de Primaria y Medicina Interna (UCAPI), con el objetivo de trasladar su enfoque asistencial y sus recursos a los pacientes que se encuentran institucionalizados, bien en residencias de mayores o en centros sociosanitarios.

En la actualidad tres equipos de medicina y de enfermería visitan diariamente las residencias de mayores y los dispositivos sociosanitarios del área de Salud de Cuenca con el fin de evaluar el estado clínico de los residentes y vigilar su estado epidemiológico.

UCAPI-Sociosanitaria comenzó a funcionar en el Área Integrada de Cuenca a partir del 18 de marzo de 2020 en el contexto de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus y desde entonces su trabajo ha resultado fundamental y uno de los principales recursos con los que ha contado la Gerencia de Cuenca para combatir la pandemia entre los colectivos que presentan una mayor vulnerabilidad, como son las personas mayores e institucionalizadas.

La UCAPI de Cuenca es un nuevo modelo de asistencia sanitaria multidisciplinar, en el que vienen trabajando conjuntamente desde el año 2017  los equipos de Atención Primaria junto con los facultativos de Medicina Interna del Hospital Virgen de la Luz, además de un profesional de Enfermería y un trabajador social.

El objetivo de esta Unidad ha sido desde su creación la atención a los enfermos crónicos y pluripatológicos del área sanitaria, ofreciendo una continuidad asistencial a los pacientes, evitando esperas e ingresos hospitalarios que no sean necesarios.

Inicialmente UCAPI-Sociosanitaria estuvo integrada por dos equipos de residentes de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria de último año, que comenzaron a colaborar  con total disponibilidad con el equipo de la Unidad, los cuales han sido contratados posteriormente por la Gerencia tras finalizar su periodo de formación.

En la actualidad los tres equipos que trabajan en este dispositivo, bajo la supervisión del coordinador provincial de Residencias y en coordinación los equipos de vigilancia epidemiológica y las diferentes direcciones asistenciales, visitan diariamente los diferentes centros de mayores y sociosanitarios del área de Salud de Cuenca y se encargan de controlar el estado epidemiológico de los residentes, evalúan su estado clínico, completan la vacunación antigripal y antineumocócica y realizan las pruebas diagnósticas que sean necesarias.

Coordinación y colaboración

Además estos equipos, en coordinación con la UCAPI y con los profesionales de la hospitalización de Medicina Interna, valoran a los pacientes de las residencias que son susceptibles de ingreso hospitalario y completan su seguimiento en colaboración con los profesionales de los equipos de Atención Primaria de los Centros de Salud rurales responsables de las residencias y con sus referentes sanitarios.

Esta comunicación fluida y seguimiento pormenorizado está permitiendo no solo la contención de la pandemia por COVID-19 en unos entornos de gran vulnerabilidad, sino también un control clínico de los pacientes institucionalizados que evita que se produzcan descompensaciones y reagudizaciones de sus patologías, pudiendo iniciarse tratamientos precoces. Además, se evitan derivaciones innecesarias a los servicios de Urgencias e incluso se reduce el número de hospitalizaciones.

La Gerencia del Área Integrada de Cuenca ha querido expresar su reconocimiento la labor que desarrollan a todos los profesionales implicados en esta atención sociosanitaria, incluyendo a los profesionales de Atención Primaria con residencias a su cargo, al coordinador provincial de atención a las residencias de mayores y a todos los integrantes tanto de la Unidad de Continuidad Asistencial, como a la UCAPI-Sociosanitaria, por su trabajo y disponibilidad.