Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El día 1 de octubre de 2020, la propia JCCM dictó una resolución de suspensión provisional de la macrogranja que se estaba construyendo a tan solo 350 metros del pozo de abastecimiento de agua potable de Quintanar del Rey. La suspensión se decretó tras detectarse supuestas y graves irregularidades administrativas en su tramitación. Se inició así un proceso en el que diferentes organismos autonómicos comenzaron a analizar dichas irregularidades, proceso que continúa en a día de hoy porque aún no se ha recibido una respuesta definitiva a las reivindicaciones del consistorio de Quintanar del Rey, que fue el que denunció haber sido excluido de las consultas previas al proyecto –como también ignoraron la petición del informe preceptivo a la Confederación Hidrográfica del Júcar–.  La JCCM ha prorrogado los plazos tres meses más para otorgar resolución definitiva aludiendo a la necesidad de traslado del expediente a órganos consultivos superiores.

Después de varias peticiones desautorizadas por la Subdelegación del Gobierno de Cuenca debido a las exigencias sanitarias de la pandemia, el día 1 de mayo obtuvieron el permiso correspondiente con la condición de cumplir las medidas necesarias para la salud. Alrededor de 100 coches recorrieron las vías mencionadas reivindicando la paralización definitiva de estos proyectos de ganadería industrial que alteran el medio ambiente y la salud de las personas.

Una nueva mecha, parece ser, ha empujado a los vecinos a salir esta vez a las calles, y es que con fecha 13 de abril, y posteriormente con corrección de errores el día 4 de mayo de 2021, se publica en el DOCM autorización ambiental integrada a una ampliación, denominada por la Dirección de Economía Circular como “no sustancial”, para otra macrogranja porcina al lado de su localidad que, además, incluye un horno incinerador de cadáveres. Curiosamente la resolución de 13 de abril ha sido ampliada y precisada 20 días después, el 4 de mayo, ya que la primera otorgaba licencia aun a pesar de carecer de datos precisos de la nueva construcción como naves, balsas de purines o características específicas del horno incinerador –obsérvese, sin embargo, que a pesar de ello ya había sido autorizada el 13 de abril–.

Vuelve la Cultura Diputación Provincial de Ciudad Real

Ante tal avalancha de proyectos de estas características los vecinos manifestaban su oposición exigiendo, además, al gobierno regional una moratoria que frene este tipo de proyectos y dejen de autorizar ampliaciones y nuevas instalaciones de esta actividad cuyos efectos en el entorno, en la salud pública, en la economía y en la demografía de los municipios en los que se instalan quedan gravemente dañadas.

Esta concentración ha podido ser un avance de lo que se está organizando a nivel regional para el 23 de mayo en Toledo, donde pueblos de toda la región quieren manifestar su hartazgo ante la pasividad del gobierno regional, que lejos de suspender este tipo de actividades, no deja de aprobar proyectos de ganadería industrial como se puede comprobar en las publicaciones del Diario Oficial de Castilla-La Mancha y firmados por la Consejería de Desarrollo Sostenible. Según los vecinos, estos proyectos no generan verdadero desarrollo sostenible, ni en lo demográfico ni en lo económico y exigen una moratoria y una evaluación de los proyectos en conjunto para valorar las cabezas que caben por territorio en cuanto a consumo de agua y gestión de purines.

Con esa intención, y manifestando su total rechazo a la construcción de estas macrogranjas que alteran la vida de Quintanar del Rey y de otros pueblos de la región, los mismos vecinos abordaron ayer al presidente Page en su visita a Tarazona de la Mancha y a Casas Ibáñez. Una mañana que se prometía tranquila no lo fue tanto porque algunos representantes de dicha localidad, vestidos con su camiseta reivindicativa contra las macrogranjas, exhibieron pancartas y manifestaron a lo largo del recorrido que hizo el Presidente de Castilla-La Mancha, su rechazo total a este tipo de industria que se les está imponiendo, con el consiguiente riesgo real de contaminación de las tierras que son su medio de vida. El Presidente, finalmente, se acercó a los vecinos a dar respuesta a los manifestantes. Respuesta que ellos esperan se haga realmente efectiva con un cambio en los criterios vigentes que están allanando, y facilitando, una carrera sin apenas condiciones a la industria ganadera porcina que está inundando las tierras de Cuenca y de la región castellano-manchega.

Vuelve la Cultura Diputación Provincial de Ciudad Real

Macrogranaja Quintanar del Rey

Macrogranaja Quintanar del Rey