Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Cuenca Ahora denuncia la hipocresía de los socialistas de Tarancón tras la negativa de la moción presentada por el movimiento en la que se solicitaba la necesidad de conectar por vía férrea la localidad pidiendo el restablecimiento de la línea de ferrocarril entre Madrid, Tarancón, Cuenca y Valencia. Cuenca Ahora también pedía en dicha moción, presentada en el pleno del pasado jueves, unirse a la principal asociación, Pueblos con el Tren, que defiende un medio de transporte imprescindible para la provincia.

David Cardeñosa, concejal de Cuenca Ahora en la localidad, ha recordado que el PSOE votó en contra de esta moción minutos después de que el mismo partido socialista afirmase que “apoyaría cualquier medida por la mejora del transporte público”, consumando de esta forma lo que Cardeñosa considera una “traición” del PSOE a su propia localidad.

Del mismo modo Cardeñosa ha afirmado que el PSOE de Tarancón siguió “argumentos falaces” sobre las supuestas bondades del PlanXCuenca que únicamente beneficia a la capital, negándose de esta forma a reconocer algo que es evidente y que incluso en su fuero interno apoyan como es la proporcionalidad entre diferentes opciones de transporte público y el progresos económico y demográfico que supone el ferrocarril, afirmado el mismo día que se presentó esta moción por el ministro de Trasporte, Oscar Puente (La Moncloa. 26/06/2024. Óscar Puente señala al ferrocarril como la columna vertebral de una nueva movilidad sostenible, accesible y asequible).

Además, Cardeñosa recuerda al equipo de gobierno la pérdida de competitividad de la zona con la falta de este tipo de transporte, que sí que tienen otros corredores cercanos como el del Henares o la Sagra, este último demostrado con el traslado de la empresa IDLogistics desde Tarancón hasta Illescas.

“La conclusión es clara, el ferrocarril si se cuida, se invierte y se pelea para que preste un servicio digno atrae riqueza y oportunidades”, asegura Cardeñosa ante los “intereses partidistas” de los que asegura que los socialistas de Tarancón están vendidos a Cuenca y Toledo, dejando atrás las necesidades de los taranconeros a los que están gobernando.