Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Situado dentro de un recinto amurallado en la misma localidad de Alarcón, en la provincia de Cuenca, en una hoz que realiza el río Júcar.

Historia

Castillo Alarcón

Es de origen árabe dependiente del emirato de Córdoba y luego pasó a la taifa de Toledo. En 1184 un capitán de Alfonso VIII conquistó el castillo y en 1194 se construyó un nuevo castillo que fue entregado a la Orden de Santiago.

En 1211 Alfonso VIII estableció provisionalmente la corte. En el siglo XIV el infante Juan Manuel recibió el alfoz con castillo incluido. Posteriormente Pedro I, lo recuperó y lo incorporó al patrimonio real. Enrique II lo concede a Alfonso de Aragón, marqués de Villena en 1372, pero Enrique III lo destituye y lo reincorpora a la corona. Durante toda la Edad Media el castillo sufrió bastante deterioro hasta que en 1712 se hizo un informe avisando de su peligro de derrumbarse.

 Posteriormente pasó por distintos propietarios: Marqués de Aguilar; Alejandro de Alarcón y el duque de Frías que lo vendió a Rafael Álvarez López de Torrijos. En 1963 el Ministro de Información y Turismo lo expropió a esta familia y lo convirtió en Parador Nacional de Turismo. El 28 de febrero de 1992 fue declarado Patrimonio Histórico Nacional.

Edificación

Castillo Alarcón

Planta cuadrada y rodeada de recinto amurallado. Destaca la torre del homenaje y dos torres próximas: La del Campo o de Armas y la del Alarconcillo. La torre del homenaje es rectangular y muy alta. Dispone de  doble almenado con una serie de vanos. Tiene dos estructuras cúbicas: una en forma de media luna y otra en forma de pentágono. La muralla tiene tres recintos defensivos con siete puertas que comunican con la ciudadela. El conjunto está trabajado con mampostería y refinado con sillería y dispone de vierte aguas en forma piramidal.

Situación actual

Es Parador Nacional y se encuentra en perfecto estado.

Curiosidades

Cuenta con la llamada Leyenda de “Las gotas de sangre”, que aprovechamos para incluir en este artículo.

Cuenta la leyenda que en el castillo habitaba una hermosa dama, hermana del dueño del castillo, que era requerida por muchos hombres por su hermosura. Uno en especial era un hombre indeseable, libertino y de escasa reputación, que fue despedido del castillo por el hermano. Este personaje no tomó a bien dicho rechazo y envió un secuaz al castillo con la intención de asesinar al hermano, pero fue descubierto y ajusticiado en el mismo castillo y para hacer desaparecer el cadáver se aprovecharon las obras que se estaban realizando en los muros para mezclar su cuerpo con la argamasa, quedando unas manchas rojizas en parte de los muros del castillo que aún pueden observarse.

 

Castillo Alarcón

Castillo Alarcón

Castillo Alarcón

Castillo Alarcón