Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Este pueblo se encuentra situado en la Comunidad Autónoma de Aragón, en la provincia de Teruel, en la comarca de Daroca,  siendo una pedanía de Calamocha, localizada al sur de la provincia y en la carretera que comunica Calatayud con Daroca, Monreal del Campo hasta Teruel, capital. El río Jiloca pasa por su borde oeste y se encuentra situada en una pequeña suavidad del terreno sin llegar a formar loma, entre dos pequeñas laderas y en una vega muy fértil.

Consejo Regulador

En su núcleo urbano se sitúa la iglesia de Nuestra Señora del Rosario y en el transcurso del recorrido del río Jiloca,  y en su afluente el río Pancrudo, existe un puente romano, muy cerca del puente del ferrocarril de la línea Valencia-Calatayud, en el paraje denominado Entrambasaguas, donde existió una población medieval. También existen vestigios de un poblado celtíbero y en el núcleo urbano se encuentra la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora con tres torres  y en las afueras siguiendo el curso del río y en los alrededores,   se encuentran diversas ermitas de culto como la de Santa Bárbara, Virgen del Rosario y Santo Cristo.

Tiene una pequeña población de 76 habitantes y se encuentra despoblado como consecuencia de la emigración de la gente joven a otros destinos de trabajo a partir de los años sesenta y la eliminación de que la carretera general antes pasaba por el centro del pueblo, pero por su situación y estructura es fácil se pueda aumentar su población.

 Existe en el pueblo una exposición sobre la vid y el cáñamo y una edificación de carácter palaciego.

Por mí y por todos mis compañeros Unicef

Una de las circunstancias que hacen que este pueblo siga vivo y tenga su importante fama en la zona es que en el año 2003, se recuperó una popular celebración característica y propia de Luco en años pasados, gracias  a la actuación de la Asociación Cultura Zarragonés, que no es otra que el desfile en los días de carnaval por las calles del pueblo de personajes que, convenientemente disfrazados, persiguen a los viandantes.

A estos personajes se les conoce con el nombre de “los zagarrones”,”los diablos” y “las madamas” en su dos categorías: ricas y pobres.

Los zagarrones representan la parte alegre del carnaval, mientras que los diablos la parte negativa y con la aportación femenina a cargo de las madamas. En todos los casos es típico que cada uno vaya vestido de forma singular. Los zagarrones van vestidos con sacos de arpillera al cuerpo, una camisa amplia con joroba, los cencerros a la cintura, una máscara lo más extraña posible y un palo u horca que se utiliza para correr detrás de los viandantes para asustarlos.

Los diablos suelen ir vestidos con pantalones negros y una camisa blanca, con la cara totalmente negra y para dar más impresión una tajada de patata en la boca entre los dientes y en las manos tijeras u otros utensilios que den sensación de miedo.

Las madamas ricas van vestidas lo más elegante posible, mientras que las pobres se colocan una silla sobre la cabeza reposada sobre el asiento recubierta por un mantel, que le tapa la cabeza y el cuerpo.

Conjuntamente con todo el espectáculo callejero, existe verbena, comida y cena popular.

Gracias a esta fiesta y a la de su patrona Nuestra Señora del Rosario, este pueblo sigue manteniendo un buen ambiente durante el año, gracias a que se encuentra entre las primeras fiestas más populares del Jiloca y en la fiesta de carnaval el pueblo quintuplica su número de habitantes.
 

Luco de Jiloca

Luco de Jiloca