Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Más de 25 años lleva la Asociación Española del Girasol (AEG) como foro de debate y promoción de y la investigación en torno al cultivo del girasol. De hecho, la historia de la asociación ha corrido paralela al establecimiento del girasol como cultivo en España en los años 70 del pasado siglo XX y a su consolidación como especie oleaginosa en la agricultura española desde entonces.

El presidente de la AEG, Juan Fernández, recuerda que, “durante los años 70 y 80, el cultivo del girasol irrumpió en distintos ámbitos del panorama agrícola español, como el sector privado dedicado a la producción de semilla de siembra o los grupos de investigación especializados en mejora genética y pertenecientes a organismos públicos”.

Fundación Elder

Las poco más de 160.000 hectáreas de variedades de girasol de polinización abierta que se cultivaban en el país en 1970, se convirtieron en un millón de hectáreas sembradas con diferentes híbridos comerciales a mediados de los años 80. Es precisamente en esta década de los 80, cuando un grupo de cientificos y tecnicos, vinculados tanto a organismos privados como públicos, deciden reunirse periódicamente para discutir e intercambiar ideas sobre el cultivo del girasol en su conjunto y sobre objetivos de su mejora genética. Así surgió el Grupo Sanlúcar, integrado por 8 personas, y denominado de esta manera porque se reunían en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) al finalizar cada campaña agrícola.

Mejor conectados - Telefónica

Con el paso de los años, “las relaciones de colaboración se estrecharon y el contenido de las reuniones se intensificó y adquirió mayor carácter técnico”, rememora Fernández. De esta forma, en 1997 se constituyó de forma oficial y legal la Asociación de Mejoradores de Girasol, predecesora de la que hoy es la Asociación Española del Girasol. Desde entonces y hasta la fecha, la asociación se ha mantenido activa como foro de debate de todos los aspectos relacionados con el girasol y también ha llevado a cabo importantes proyectos de investigación conjunta que han contribuido a notables avances en la consecución de algunos objetivos importantes, como adaptación del cultivo a nuestro medio agrícola y lucha contra patógenos.

Anúnciate en Cuadernos Manchegos

Al mismo tiempo, el girasol se ha convertido en un cultivo fundamental en las rotaciones con cereal en España, y su superficie se ha estabilizado en torno a las 800.000 hectáreas cultivadas cada año. Las colaboraciones y el continuo debate abierto y constructivo en el seno de la AEG, han marcado a varias generaciones de mejoradores y técnicos del girasol que, en su mayoría,  están hoy integrados en esta asociación, formada por más de 60 miembros. Ello le permite tener un conocimiento estrecho y fidedigno de la actualidad de un cultivo que ha experimentado notables mejoras desde aquellos años 70 en los que empezó a implantarse en España.

“Desde sus inicios, la AEG ha sido una de las principales defensoras del cultivo, actuando siempre desde el rigor, el conocimiento y el convencimiento de que el girasol es un cultivo de presente pero también de futuro para el sector agrario español”, apostilla Fernández. Asimismo el presidente de la AEG afirma que “el único interés que mueve a la asociación es la defensa del cultivo del girasol y del sector en su conjunto”. Por ese motivo, “la pertenencia a la Asociación es a título individual de los técnicos y científicos que la integran, sin que formen parte de la misma empresas o instituciones”.

.