Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras una reunión mantenida este martes con la Subdirección General para la Coordinación de la Inspección del Sistema de Relaciones Laborales y las otras OPAS para conocer el Plan de prevención contra los golpes de calor, critica que se insinúe que el campo no cuida lo suficiente la salud de sus trabajadores.

violencia-genero.gif

La organización agraria ha puesto de manifiesto su profundo malestar ante la criminalización continuada por parte de la ministra de Trabajo hacia el sector agrario y ganadero, que ya viene cumpliendo sus propios protocolos para evitar los llamados golpes de calor sin que el Ministerio interfiera.

El plan del Ministerio, presentado el día 26 de julio, contiene medidas como la de proporcionar agua potable, planificar las tareas más pesadas a las horas de menos calor, proteger la cabeza con gorra o sombrero, aumentar las pausas, evitar el trabajo individual, tener habilitadas zonas de sombras o informar a los trabajadores sobre los riesgos de un golpe de calor.

Unión de Uniones acoge positivamente estas medidas que, sin embargo, considera que ya se vienen cumpliendo en el campo y que, además, no están recogidas en el BOE, lo que implica una inseguridad jurídica a la hora de exigirlas en las inspecciones que se realicen.

Asimismo señala que, antes de haber presentado este plan, se debería haber contado con las organizaciones que trabajan en el sector para poner en común las necesidades, los puntos de posible mejora y la idoneidad.

Reciclar más. Mejor. Siempre

“Sin que intervenga el Ministerio, ya adoptamos medidas para evitar los golpes de calor y se ajustan los horarios evitando los períodos con temperaturas más altas”, comentan desde Unión de Uniones. “Los agricultores y ganaderos no sometemos a nuestros trabajadores a condiciones inhumanas de trabajo como debe pensarse la ministra”, añaden.

La organización lamenta que desde el Ministerio de Trabajo se siga criminalizando al campo y que se insinúe que no se trata adecuadamente a los trabajadores, ni en temas de derechos laborales ni de condiciones e invita a la ministra Yolanda Díaz a que vaya a visitar el día a día de una explotación para conocer la realidad de primera mano.