Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La escuela de novelistas históricos ha tenido seguidores importantes como el que a continuación exponemos.

FLORENCIO L. PARREÑO

Nacido en Málaga en el año 1822. Se trasladó a Madrid a buscar trabajo sin permiso ni autorización paterna y consiguió emplearse en el Ministerio de Hacienda, llegando a ser redactor de “El Eco del Comercio” y de “El Pueblo” y director de “El Fígaro”, llevando al mismo tiempo una vida bohemia.

En el año 1851 comenzó su labor literaria, llegando a publicar su primera novela titulada “La Corte y el castillo” que se llamaría posteriormente como “El héroe y el César”. También escribió en sus inicios dos obras teatrales que fueron representadas sin gran éxito. A partir de estas publicaciones comenzó a componer novelas históricas con mensaje del llamado por entregas, a igualdad que lo hicieran los anteriores mencionados de Manuel Fernández y González y Ramón Ortega y Frías, comenzando a escribir con narraciones de aventuras con distintas actuaciones de los españoles ensalzando las hazañas de lucha de los guerreros españoles y añade siempre reflexiones de actitudes reflexivas.

Por su trabajo fue destinado a Cuba a la localidad de Matanzas como empleado del gobierno en el Gobierno Civil y nombrado secretario y al poco tiempo falleció en Puerto Príncipe en el año 1897.

*** Sus escritos eran fácilmente entendibles y con un estilo muy sencillo.

*** Antes de su traslado a Cuba fue nombrado vicepresidente en 1869 del Círculo Magnetológico- Espiritista de Madrid.

*** Escribió más de treinta novelas y tres obras de teatro y algunas de sus novelas se han seguido publicando en el siglo XX.