Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La cadena montañosa de Somosierra reúne unas peculiares  características no solamente por su ubicación y por su situación geográfica, sino, en general, por ser una zona donde existen unos núcleos de población relativamente desconocidos y recónditos y de difícil acceso de forma natural, pero que conservan sus peculiaridades propias del ambiente propiamente rural, con su singular ambiente rústico de sus propias costumbres. Con razón la Unesco nombró  a varios de esos pueblos Reserva de la Biosfera.

La Acebeda

Como hemos indicado, además de las originales características que disponen estas localidades que les ha dado el prestigio que tienen,  y que hemos comentado, se unen otras  como el ser lugares no trabajados ni explotados por los hombres, donde la naturaleza se conserva y mantiene en su estado natural y no han intervenido ningún medio moderno de explotación agrícola, ni de  actividades inmobiliarias, como ha ocurrido en muchas población de la misma provincia.

 De las muchas poblaciones, algunas ya comentadas, ahora incluimos, otra pequeña población de la provincia de Madrid, en este caso La Acebeda, también, como hemos indicado, en la sierra de Somosierra en la parte norte de la Comunidad de Madrid.

La Acebeda

Su población es de unos 80 habitantes, a 1.268 metros de altitud y conserva las mismas características que el resto de poblaciones limítrofes con casas de mampostería de piedra y vanos de madera de roble, con estancias apropiadas para la cría de animales. Todas las casas bien cuidadas y en perfecto estado. Entre sus construcciones nos encontramos con la Iglesia de San Sebastián de mampostería de ladrillo del siglo XVIII, aunque fuera de la localidad, que guarda objetos valiosos de gran importancia.

La Acebeda

Se conserva un potro para herrar animales y en las casas existen hornos circulares y una fragua, así como la llamada Casa de la Peña, que fue la primera edificación que tuvo el pueblo, construida sobre una gran roca con piedra y barro y tejado a dos aguas con teja árabe.

Como todas estas poblaciones se fundaron en la época de Alfonso VI y fueron lugar de ganaderos y más en esta localidad por donde pasaba la Cañada Real Segoviana.

Además de sus preciosas vistas se encuentran distintos edificios  como el Santuario de la Fuente del Saz a dos kilómetros de la localidad.

La Acebeda

El pueblo se encontró adscrito  a la provincia de Segovia hasta que en 1833 pasó a la adscripción de la provincia de Madrid.

 La vegetación está compuesta por la presencia de numerosos prados y en la zona de arboleda está compuesta por pinos, robles y fresnos, existiendo una escasa presencia de acebos ya muy envejecidos, que son los que dieron lugar al nombre del pueblo y que hoy prácticamente desparecidos.

La Acebeda