Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Variamos un poco el contenido del destino de alguna de la mujeres  que hemos ido seleccionando y en este caso hablamos de una  de las que sin ser de sangre real, ni pertenecer a la alta sociedad, sino proceder de escala social media de nuestro país, llegó a ser reina, cumpliendo el deseo de los cuentos de hadas que tantas sueños como este se han escrito sobre estos temas a lo largo de los siglos. Lo que se dice como la historia de los deseos imposibles, que, sin embargo, esta mujer consiguió.

Fue portada de numerosos periódicos a nivel mundial, no solamente por su matrimonio, sino por lo espectacular de las pompas y boatos que se celebraron que asombraron por su riqueza y esplendor  a toda la prensa escrita.

ANA MARÍA DELGADO BRIONES

Esta andaluza nació en Málaga en 1890 y falleció en Madrid en el año 1962.

Procedía de familia humilde pues sus padres eran propietario de una bar en su ciudad y que, por distintas cuestiones,  no solamente de tipo económico, tuvieron que vender la casa y trasladarse a Madrid.

Ana María Delgado Briones

En sus primeros años estando en Málaga se apreció sus condiciones de voz y estuvo estudiando con su hermana Victoria declamación y poseía gran habilidad para aprenderse las canciones. Aunque su padre no estaba dispuesto a que sus hijas se dedicaran a la canción, su madre, llamada  Candelaria, las animó. Anita prosiguió su educación en declamación cuando se trasladaron a Madrid y con su hermana formó un dúo con el nombre artístico de ”Las hermanas Camelias”. Tuvieron una actuación como teloneras en el café-concierto Central Kursal, lugar que  solían frecuentar diversos personajes del arte, entre los que se nombran: Ramón del Calle Inclán, Pastora Imperio, La Argentina y hasta la misma Mata Hari.

Como consecuencia de la boda  del rey Alfonso XII y Victoria Eugenia de Battenberg se produjo una llegada de grandes personajes  de las casas reales de todo el mundo y entre ellos se encontraba  el maharajá de Kapurthala- que era una ciudad en un Estado de la India-Jagatjit Singh, una persona con 34 años que cuando vio a Ana María en el Kursal debió quedar prendado de ella y decide conocerla, a lo que Anita  no se prestó  a ello, aunque le ofreció alhajas y joyas, pero Anita seguía sin contestar. Hay que indicar que el maharajá ya tenía en su harén cuatro esposas y cuatro hijos.

Como consecuencia del atentado que sufren los reyes, el maharajá deja Madrid y se va a Francia, desde donde  insiste en conocer a Anita y, no solamente eso, sino que la pide casarse con ella a lo que Anita no accede en principio, pero al poco tiempo le escribe una carta aceptando la oferta, pero esta carta antes de salir a Francia cayó en la manos  de Romero de Torres y Valle-Inclán que observan  los defectos del escrito y mejoran su contenido en la que da la impresión de un verdadero amor de Anita por el por el marajá.

Posteriormente, Anita y su familia se trasladaron a París, rodeada de diversas personas, expertos en distintas modalidades sociales, le enseñan a Anita  formas de protocolo, equitación, inglés, francés, y modales de comportamiento.

En septiembre de 1907 contrajo en París, matrimonio civil y después viaja a la India, también acompañada de su familia, donde se casa oficialmente el 28 de enero de 1908, por el rio sij, teniendo 18 años y siendo la quinta esposa del maharajá y adoptando el nombre de Prem Kaur.

La ceremonia fue espectacular y Anita apareció montada en un elefante a todo lujo.

Durante 18 años estuvo en la India, vivienda en un Palacio de Ensueño en el Punjab, fértil territorio de la India, y rodeada de lujo por todas partes. A los cuatro meses del matrimonio tuvo su único hijo, Ajit, al que enseñó el idioma y las costumbres españolas.

Durante la Primera Guerra Mundial acompañó a su esposo, realizando una labor sanitaria mediante donativos distintos hospitales.

Los mejores momentos de Anita fueron los numerosos viajes que hizo por distintos países del mundo acompañada de su marido y los peros cuando se encontraba en el palacio, pues se sentía sola y rodeada de continuas intrigas palaciegas de todo tipo, además con miedo por la integridad de su salud.

Pero su vida llegó a más pues se le concedieron algunos romances aún en situación de casada con personajes importantes y ya después de la separación de su esposo mantuvo relaciones con un antiguo amigo, que las mantuvieron sin matrimonio para evitar problemas, nombrándole su secretario.

Ana María Delgado Briones

Después de su separación Anita llevó una vida esplendorosa asistiendo a grandes acontecimientos y rodeada de importantes personajes de la alta esfera social.

A los 18 años de matrimonio se separó por motivos no bien especificados y regresó España cambiando de domicilio entre París, Madrid y Málaga, fijando últimamente su estancia en Madrid en un lujoso piso en compañía de su pareja hasta su fallecimiento.

En 1949 falleció su esposo y se comentó su gran y sentido recuerdo.

Ana María falleció en Madrid en el año 1962 como consecuencia de una ataque cardiaco, estando presentes su pareja y su hijo Ajit, que tuvieron que mantener duros trámites administrativos con la Iglesia Católica para poder enterrarla en un cementerio católico.

Ana María Delgado Briones

… Ella misma escribió una libro especial de Memorias de su estancia en la India.
… Se han escrito cuatro libros sobre su vida, tres por su biógrafa oficial, Elisa Vázquez de Gey y uno titulado “Pasion India” por Javier Moro