Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el próximo 25 de noviembre, la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y las 47 Asociaciones federadas nos sumamos a ese día para defender la plena igualdad de derechos y oportunidades y denunciar todo acto de violencia contra las mujeres. Desde el afecto más solidario recordamos hoy de forma particular a quienes han sido víctimas de la violencia de género y condenamos a los autores y cómplices de esa violencia. Nadie debiera atreverse a facilitar retrocesos en lo conseguido y nadie debiera cuestionar que se siga trabajando con intensidad para erradicar esta cruel realidad. Defendemos hoy que se implementen todas las acciones necesarias en los ámbitos de la prevención, la sanidad, la educación, la seguridad, la justicia, la protección y la reparación del daño.

Asimismo, desea la Federación desea hacer las siguientes consideraciones:

8M Día Internacional de la Mujer
  • Esa fecha nos debe servir para la reflexión y para la renovación de los esfuerzos por parte de todas las instituciones políticas y sociales, para luchar contra esta vulneración de los derechos humanos. Nuestra Federación se suma a ese esfuerzo y condena que la violencia contra la mujer sea de forma física, sexual o psicológica. Queremos trabajar para evitar que se añadan nuevos nombres de víctimas a una lista demasiado extensa y dolorosa.
  • Las mujeres con cáncer de mama siempre hemos entendido y defendido la igualdad como una realidad efectiva en la vida, como un objetivo de progreso, como la expresión consciente de compartir uno de los mejores valores del ser humano.
  • Las desigualdades alimentan la cultura de la violencia y, por ello, son necesarios los movimientos transformadores que defiendan compartir ideas, valores y compromisos. Trabajar por la igualdad es denunciar la violencia de género en todos los ámbitos y sectores de la sociedad; es defender una educación inclusiva que fomente la responsabilidad y los valores; es apoyar una justicia que evite la impunidad y es actuar contra la discriminación, el miedo, la subordinación y el acoso. Las mujeres tenemos todo el derecho a asegurarnos los beneficios de la libertad y la igualdad.
  • La violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo. Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual. Asimismo, constituye la vulneración de los derechos humanos en el mundo. Cuando se maltrata o se asesina a una mujer, nos están maltratando y asesinando a todas y a cada una de nosotras.
  • Las mujeres y las niñas sufren de manera desproporcionada violencia, feminicidio, violencia sexual, violencia por parte de su compañero sentimental, o son víctimas de la trata o de prácticas nocivas. Nosotras no hemos generado motivos para ser víctimas y no creemos que debamos pedir perdón por ser mujeres. La violencia machista no puede tener cabida en la sociedad que aspiramos a ser, ni en la democracia que queremos consolidar. Eliminarla de nuestras vidas y proteger a las víctimas no es una opción, es una obligación. Las mujeres tenemos derecho a vivir en libertad y a que nuestras vidas no estén en peligro por ser mujeres.
  • Nos sentimos obligadas a mantener activo el proceso liderado por tantas mujeres y organizaciones que defendieron nuestros derechos y libertades en el pasado. Nos sentimos fieles herederas de aquellas que crearon conciencia de lucha contra la violencia y el maltrato hacia las mujeres. Lo que queremos las mujeres es sumar para compartir y trabajar para acabar con la violencia de género en una sociedad más justa, libre, equitativa, solidaria e igual.
  • También nosotras recordamos hoy a las tres hermanas Mirabal, mujeres dominicanas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, por ser mujeres y activistas opositoras a aquella dictadura.

Tenemos presente cómo en 1993, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobó la Declaración 48/104 para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, donde se define este tipo de violencia como " todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada". Y en recuerdo y homenaje a las hermanas Mirabal, el 17 de diciembre de 1999 la ONU, mediante la Resolución 54/134, declaró cada 25 de noviembre como el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Feliz Día del Padre Explora Tomelloso