Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Cada vez es más frecuente aprovechar las conexiones Wi-Fi públicas de las cafeterías, los hoteles o las bibliotecas para trabajar durante nuestra pausa para el café, estudiar desde fuera de casa, o mantenernos online mientras viajamos. Sin embargo, quienes se especializan en el ámbito de la ciberseguridad insisten en advertirnos de los riesgos de este tipo de conexiones, y nos recomiendan evitarlas siempre que sea posible o, a lo sumo, utilizar una VPN para proteger nuestros datos privados al usarlas.

¿Por qué son peligrosas las redes Wi-Fi públicas?

Las redes Wi-Fi públicas pueden parecernos muy convenientes para mantenernos online mientras estamos lejos de casa, sobre todo cuando estamos de viaje. Encontrar una red Wi-Fi pública en un país extranjero puede hacernos sentir casi como si hubiéramos encontrado un oasis en mitad del desierto, pero utilizar este tipo de redes puede resultar muy perjudicial para nuestros dispositivos y los datos privados que almacenamos en ellos. Estos son algunos de sus principales riesgos:

Falta de encriptación

El principal riesgo de las redes Wi-Fi públicas es que pueden no contar con una encriptación adecuada. Esto significa que los datos que enviemos y recibamos a través de ellas pueden ser interceptados fácilmente por terceros, lo que puede dejar expuesto nuestro historial de navegación, nuestros chats personales o, incluso, nuestros nombres de usuario y contraseña.

Redes falsas

En ocasiones, el peligro puede ser todavía peor. Es frecuente que los hackers establezcan redes Wi-Fi falsas en cafeterías, aeropuertos y hoteles para realizar ataques de intermediario sobre los usuarios que se conecten a ellas de forma despreocupada. Estas redes pueden incluso tener la misma contraseña que la red auténtica de la cafetería o el hotel, lo que les da una apariencia todavía más legítima. Sin embargo, conviene recordar que conectarse a estas redes falsas implica, literalmente, conectarse de forma directa al equipo de un hacker y caer de lleno en su trampa.

Infecciones de malware

Al tratarse de redes utilizadas por cientos de personas al día, las redes Wi-Fi públicas quedan expuestas más fácilmente al malware y pueden convertirse en auténticos epicentros de propagación de algunas de las peores infecciones causas por virus y malware, incluyendo ataques de ransomware capaces de bloquear o destruir la totalidad de tus archivos.

¿Qué datos están en riesgo?

Los datos que pueden quedar expuestos al utilizar redes Wi-Fi públicas son, esencialmente, todos los que envías y recibes al navegar. Esto incluye las páginas web que visitas o tus conversaciones de chat sin encriptar, pero también los nombres de usuario y contraseñas de las plataformas a las que te conectes o, incluso, datos bancarios sensibles como los números de tus tarjetas de crédito, sobre todo si realizas cualquier tipo de compra online.

¿Cómo puedes conectarte a redes Wi-Fi públicas de forma segura?

Si realmente necesitas conectarte a internet mientras estás lejos de casa o de la oficina, hay varias medidas de seguridad que deberías adoptar antes de hacerlo. Estas son las más importantes:

1. Utiliza tus propios datos móviles, y evita las redes Wi-Fi

La mejor forma de evitar los riesgos de las redes Wi-Fi públicas es, sencillamente, no utilizarlas. Si dispones de un plan de datos generoso en tu smartphone, lo mejor que puedes hacer es abrir un hotspot desde tu teléfono y conectarte a él en lugar de hacerlo a una red Wi-Fi.

2. Utiliza una VPN

Otra gran solución es utilizar una VPN, que es una herramienta dedicada a encriptar tu conexión de principio a fin para que nadie pueda interceptar los datos que envías o recibes. De esta forma, incluso si un hacker lograse acceder a la red Wi-Fi a la que están conectados tus equipos, no podría desencriptar tus comunicaciones ni leer tus datos privados.

3. Utiliza un antivirus profesional 100% actualizado

Como las redes Wi-Fi también implican un serio riesgo de infección por malware, es necesario que protejas tus equipos con un antivirus profesional actualizado que sea capaz de detectar cualquier posible amenaza e interceptarla antes de que pueda infectar tu sistema y dañar tus archivos.

¿Vas a viajar en grupo? Utiliza un hotspot Wi-Fi portable

Si tienes previsto viajar en grupo y quieres que todas las personas que vayan contigo tengan acceso a una conexión a internet segura, puedes comprar un hotspot Wi-Fi portátil y vincularlo a una tarjeta SIM con un plan de datos de alta capacidad adquirida en el aeropuerto de destino. De esta manera podrás usar una única tarjeta SIM para conectar los smartphones de todo el grupo. Esto te costará menos dinero que comprar varias tarjetas SIM individuales, y te permitirá evitar las redes Wi-Fi públicas durante todo el viaje.