Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La Asociación de Castilla-La Mancha de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores (ACESCAM), ha formulado un deseo para un futuro inmediato: el compromiso de toda la sociedad para seguir mejorando el cuidado de las personas mayores.

Y, en este sentido, se refiere a los responsables de los centros residenciales, haciendo frente a las necesidades con origen en la pandemia; a las Administraciones Públicas, procurando los recursos que sean necesarios en cada momento y promoviendo a las entidades del sector para seguir haciendo frente al día a día en medio de las dificultades y también a los familiares, interesándose por los mayores y sobrellevando las dificultades sin perder el contacto con ellos por el medio que sea posible.

Ha sido en el manifiesto que ACESCAM ha elaborado con motivo del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez en el que, además de este “deseo” de compromiso y #BuenTrato, quieren hacer partícipe a toda la sociedad con tres contundentes mensajes.

Una conmemoración en la que han participado, además de directores de centros residenciales, la consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, el presidente de ACESCAM, José Manuel Llario, profesionales sanitarios y sociosantarios, familiares de personas usuarias de centros residenciales, residentes, y un representante de la Policía Local.

Un deseo y tres mensajes

El primero de los mensajes es de gratitud a todos los profesionales que han estado en primera línea de batalla, demostrando durante estos meses su profesionalidad, poniendo en riesgo su propia salud y la de sus familias. Una entrega considerada por ACESCAM como la máxima del buen trato a personas mayores, puesto que han velado por su seguridad, bienestar y profesionalidad durante la pandemia.

En segundo lugar, y como responsables de centros residenciales, muestran su plena identificación con su profesión, que es parte esencial de nuestras vidas y que tiene su origen en la vocación con el cuidado de las personas mayores más allá de las circunstancias del momento.

Asimismo, en este momento de tanta confusión, desde ACESCAM afirman que el modelo residencial “es un modelo del todo válido, que precisará ser fortalecido pero que también es ejemplo del perfecto trabajo de coordinación de lo público y privado, sin ánimo de lucro, que no deja a nadie atrás y con el que nos encontramos identificados por contribuir a fomentar el desarrollo de la dignidad de los mayores”.

Es este modelo, basado en la concepción de centro residencial como hogar de la persona usuaria, el que ha hecho posible durante más de 30 años el que las personas mayores encuentren en nuestros centros una continuación de su domicilio superando así el anterior modelo asistencial.

En definitiva, desde ACESCAM consideran que es el esfuerzo de todas las partes implicadas el que ha de hacer que las prácticas de buen trato a personas mayores fluyan en nuestra sociedad de la misma y de generaciones venideras.

Declaración del ONU

Recordar que, con la esperanza de evitar cualquier práctica de abuso y maltrato, ACESCAM apela otro año más a la definición de maltrato de la Organización de Naciones Unidas en su declaración de Toronto el 2 de noviembre de 2002.

Una declaración en la que concluye que el maltrato a personas mayores puede cometerse tanto por acción u omisión; puede darse tanto en el ámbito domiciliario como institucional, ya que el maltrato se produce donde existe una relación de confianza; que el daño o angustia que lleva cualquier tipo de maltrato, es más fácil de causarse en mayores que en adultos o jóvenes por la propensión a la vulnerabilidad que se produce en la vejez y que todos y cada uno de nosotros, en nuestra condición de miembros de esta sociedad debemos comprometernos en pro de los mayores convirtiéndonos en agentes promovedores del buen trato a personas mayores.