Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Haciendo un segundo comentario sobre nuestras chimeneas hemos de indicar que posiblemente sea Tomelloso la población en España donde existen mayor número de ellas y además con aspectos muy diferenciados por su diversidad y forma constructiva.

Chimeneas Destilación

Siguiendo el trabajo realizado por varios de nuestros autores sobre este tema- especialmente al trabajo de Joaquín Patón Ponce-, la destilación de vinos ya era una práctica común en Tomelloso desde mediados del siglo XIX, cuando  ya se conocían algunos fabricantes de aguardiente en pequeños aparatos de destilación sin llegar a las grandes instalaciones posteriores que fueron sucediéndose a partir de los últimos treinta años del siglo donde ya se comenzaron a instalar las grandes torres de destilación que todos conocemos.

Chimeneas Destilación

El proceso fue lento en el proceso de la destilación para la producción de alcoholes vínicos, pero de forma progresiva. En distintas zonas de España fueron proliferando y especialmente en la zona de La Mancha, por ser la mayor productora de uva y especialmente por disponer de una variedad de uva blanca-nuestra exclusiva variedad “Airén”- que aportaba una calidad muy importante a los destilados de vino, al producir alcoholes neutros, lo que indujo a que en nuestra región fueran abundando la implantación de empresas en distintas localidades, al inicio con las llamadas alquitaras, que eran pequeñas destiladores a base de fuego de leña,  y posteriormente con carbón, con sus distintos aparatos y estructura compleja en la obtención de productos de una forma artesanal obteniendo nuestras conocidas “holandas” que eran y son, por decirlo de alguna manera, las materias primas para el fabricación de brandys y coñacs y los aguardientes que se destinaban a ginebras y productos de mayor concentración alcohólica.

Chimeneas Destilación

De esta manera fueron abundando distintas empresas que provenían fundamentalmente de la región andaluza y especialmente de Jerez de la frontera, que  fueron implantando y ampliando sus instalaciones en Tomelloso, aunque también se establecieron de la región catalana.

La destilación de estos vinos producía siempre abundantes humos y hollines lo que era necesario evacuarlos pare evitar contaminación que se resolvía con la construcción de grandes chimeneas  que elevaban el humo a grandes alturas. En nuestro caso existían y existen chimeneas desde  veintes hasta cuarenta metros.

Chimeneas Destilación

El proceso de construcción de las chimeneas era solamente realizado por verdaderos especialistas tanto constructores locales, como los venidos de la zona valenciana que gozaban de una muy buena ganada fama por tener bastante experiencia.

Por nuestra parte en Tomelloso se calcula que a lo largo de todo el periodo de apogeo de las destilaciones pudieron llegar a existir más de sesenta industrias dedicadas a la destilación en mayor o menor escala, de las que hoy en día pueden existir más de treinta entre grandes y pequeñas.

En general las torres de destilación se mantienen en Tomelloso sin incidencias y la mayoría se encuentran bien conservadas gracias al especial cariño que aportan las cigüeñas durante parte del año y dan el aspecto característico de nuestra población, al igual que nos distinguen nuestras cuevas en el casco urbano y nuestros bombos en el campo.

Chimeneas Destilación

Recomendamos el estudio de las Chimeneas realizadas por nuestro tomellosero Joaquín Patón Ponce, que ha dedicado un gran trabajo sobre ellas.