Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El tiempo es esa inquietud que nos deja zozobra en el alma cuando se rompe el hilo de la vida. Y ante eso me surge, desde mi interior, la pregunta que no tiene respuesta; ¿el por qué de la muerte?  Suenan en la penumbra de los días la voz cercana y afable de Manuel, cuando lo llamé porque no me había enviado su colaboración para el libro anual de la Asociación de Escritores de Castilla La Mancha; lo escucho decirme que estaba recibiendo tratamiento y que por esa causa y motivo no lo había terminado. Dialogamos a través de la magia del teléfono y quedé con él en que lo terminara, aunque para ello, le alargaría el plazo para la entrega del trabajo literario.

Otra vez la dura realidad se reviste de esa calma que tienen los recuerdos. Hubo tiempo suficiente para incorporar el relato de Manuel Muñoz Moreno al libro de la Asociación de Escritores de Castilla-La Mancha, anual, bajo el título “Fiestas Populares y Romerías de Castilla-La Mancha” y así está publicado en las hojas de este libro con el título “La romería de 1920” de Manuel Muñoz Moreno; dedicado “A Begoña”. Después los días se fueron sucediendo y un día me llamó con la duda de si la dedicatoria “A Begoña” estaba incluida. Lo tranquilice, asegurándole que así lo había enviado, pero que yo todavía no había visto el libro. Entonces, tranquilo, me dijo que gracias al amor y los cuidados de Begoña, el relato lo había terminado.  Begoña es su esposa. Y cuando no fue posible dialogar con Manuel, Begoña fue mi enlace y el ángel que lo cuidó.

Llegan sus palabras en aluvión incontable de los días en que fui preguntando como iba estando, y él, en ese espacio de amistad, desgranaba conmigo su estado y tratamiento. Jamás pensé que Manuel se nos fuera en esa dirección de las estrellas.  Creía que su horizonte se dilataría en el tiempo venciendo al dolor y al desconocido tálamo del tiempo. Llegó el libro y le informé que su relato estaba como él lo había enviado y me encargo, encarecidamente, los ejemplares que para él quería. Se presentó en Madrid,  me dijo que no podría asistir pero que le hacía mucha ilusión tenerlo. Anteriormente tampoco había asistido a la presentación del “XI Encuentro Oretania de Poetas” en La Solana en la presentación del libro “Palabras en silencio”donde al no verlo le pregunté al coordinador Luis Díaz Cacho Campillo, que faltaba Manuel, y Luis, con su impecable sonrisa y amable gesto me dijo que Manuel no estaba bien.

Para escribir de Manuel no basta la envoltura poblada de su pérdida.  Y por eso rompo su silencio cuando el escribe este fragmento del poema “De qué sirve la palabra” incluido en el libro “Palabra de Poeta” de Ediciones C&G Director editorial Julio Criado García.

 

No puedo utilizar la violencia contra el grupo

Que ríe la gracia del poderoso

Que utiliza la lengua que excluye

Que mata negando y omitiendo acciones de auxilio

Que siembra de afrentas dolorosas las almas

Que llena de oscuras sombras las conciencias…

 

Ante tanto mar de impotencia de tanto brazo caído

De tanta mirada ciega

¿de qué sirve la palabra de un poeta?

La palabra de tu poesía es el eco de tu voz, Manuel Muñoz Moreno. Es la cosecha que nos dejas recogidas en las parvas de tus publicaciones. Es, en ese bosque de saldos y palabras necias que nos aturden y embrutecen en las tascas actuales, un rescoldo de luz para tanta tiniebla. Escribo de ti, estimado amigo, y me cuesta hacerlo, porque me dueles y no te olvido.  En tu libro “Hojas rojas” publicado en el año 2010 con la colaboración de la Diputación Provincial de Ciudad Real y Prologo de Joaquín Gonzales Cuenca, donde dice: La mujer, la tierra, los amigos, los padres, los muertos, la soledad, el tiempo… entidades troncales que dejan entrever un espíritu que rezuma amor y reciedumbre. Por su contenido quizás el verso más valiente de todo el poemario sea este:

¿Qué verbo, que adjetivo tiene el peso de un hombre?

Y Ataúlfo Solís Letrado, en su “Semblanza de un Poeta eternamente asombrado” con el que se abre el poemario, asegura…

” Creció soñando.  Y al despertar comprobó asombrado que se había saltado alguna etapa de su vida”

Tus poemas existen porque tú vibras en ellos. Y por las escaleras del tiempo sales con tus relatos dentro de los espacios donde todo es posible. Y no dudo que, en ese silencio encendido de sueños, por el que te marchaste esa noche de reyes de enero, donde los niños sueñan con sueños y juguetes, tú miras asombrado ese lugar sin límites cruzando los pórticos de esa etapa de tu otra vida.

“Volé con mis nuevas alas

y supe todo el conocimiento

que mi espíritu quería tener”

Fragmento del poema “La pérdida” del libro “Hojas rojas” de Manuel Muñoz Moreno. Amigo mío, desde ahora cuando el cielo se surque de estelas y alas sabré que tú estás en ellas. Como una premonición en el libro “Palabras en silencio” del IX Encuentro Oretania de Poetas, en el poema, Mirar hacia lo que viene, Manuel nos ha dejado escrito

Me atrevo a dejar entre las líneas

que marcan los barbechos

la ignorancia de la vida

cuando se descubre la luz

que muestra una persona…


Se nos ha marchado Manuel Muñoz Moreno dejándonos su legado de poeta en las líneas de los libros.

Natividad  Cepeda
 

Manuel Muñoz Moreno. Escritor. Poeta. Periodista. Miembro del Grupo Oretania.

Miembro de la Asociación de Escritores de Castilla-La Mancha.  Dirigió el semanario de información “El manchego” y otras publicaciones de características similares. Jefe de Prensa del Ayuntamiento de Puertollano y de la Diputación Provincial de Ciudad Real. jefe de la Imprenta Provincial y director del BOP.  Obtenidos diferentes premios literarios y colaboraciones en revistas literarias. Colaborador de Onda Cero e Imás Tv. El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava ha instituido un Premio literario con su nombre.