Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Las nuevas plantaciones de almendro que se están realizando  por los agricultores de Tomelloso están dando nuevas perspectivas económicas a tierras que están sustituyendo a las siembras de cereales, cuya demanda de agua puede permitir el mantenimiento de las aguas subterráneas de nuestro Acuífero 23.

El Almendro es una planta antiquísima, ya se conocía hace más de dos mil años antes de Cristo. Se cree que procede de Asia, aunque  está extendida por otros países mediterráneos.

La introducción en España se debe a los romanos y ya en el siglo XVII las regiones del mediterráneo español eran las principales productoras.

CLASIFICACIÓN

El almendro corresponde a la familia botánica de las rosáceas.

Almendro

La raíz es pivotante, profundizando la raíz principal de forma importante y a partir de ella se producen raíces secundarias. En terrenos de poco fondo estas raíces pueden quedar excesivamente someras y pueden padecer de sequía en años de fuerte insolación.

Las ramas pueden ser de varios tipos:

Las ramas de leño son las que forman el esqueleto del árbol y sobre ellas se disponen las ramas secundarias y terciarias.

Los chupones son ramas de brotación espontánea, generalmente de gran vigor y producen ramas verticales de gran desarrollo.

Las ramas que llevan las ramas que producen flores pueden ser de tres tipos:

Ramas mixtas, llamadas así por disponer de yemas que producen flores y yemas que producen brotes. En la base abundan las yemas de madera y en el centro y partes altas se alternan dos yemas de fruto y una de madera. En la punta de la rama del año aparece una terminal que es triple con dos yemas de fruto y una de madera que es la que da largura al crecimiento.

Ramas de floración en ramillete que suele llevar varias yemas de fruto y son ramas que llevan dos o cuatro años en la planta y que producen los mejores frutos, debiéndose cortar a los dos o tres años por reemplazo.

Brindillas, aunque no son frecuentes en almendro, son ramos cortos que generalmente llevan yemas de madera, aunque en casos excepcionales pueden llevar una flor en la punta.

Las hojas son caducas, simples de borde liso, con estípula final, lanceoladas y peciolo con glándulas.

Las yemas pueden ser de varios tipos:

Las yemas de madera producen brotes de vegetación y se encuentran en la base de las ramas y pueden permanecer dormidas en el tiempo o se atrofian. En algún caso suelen dar un brote terminal con flor.

Las yemas apicales son las que proporcionan ramos de ramillete antes nombrados.

Las yemas foliares son de forma cónica y las yemas florales son abultadas y aovadas.

Las brindillas antes comentadas.

Las flores aparecen antes que las hojas y son de color blanco o rosado, algo aromáticas, con cinco sépalos unidos y cinco pétalos separados. Los pétalos son enteros y con la uña rosada.

Flores Almendro

Los estambres son numerosos y siempre múltiplo de cinco. Ovario con un solo carpelo,

La inflorescencia es sencilla presentando ser solitarias o agrupadas en tres o cuatro flores.

El fruto es una drupa oblonga, pubescente de color verde. En endocarpio es rugoso.

El almendro brota cuando ha recibido una integral térmica de 1.200 grados desde la caída de la hoja y cuando la temperatura media durante 6 a 8 días esté comprendida entre 6 y 8 grados.

CONSIDERACIONES

España produce el 15 por ciento de la producción mundial de almendra. Países competidores, exceptuando Estados Unidos, son Túnez, Marruecos e Irán que han ido incrementando su superficie en los últimos años.

La extensión de nuestro cultivo a otras zonas no tradicionalmente productoras está produciendo un incremento acelerado de producciones y cuyos efectos se empezarán a notar dentro de cuatro o cinco años.

Almendro

Evidentemente el mercado europeo y el mundial se encuentra a expensas de las producciones y cosechas de los Estados Unidos.

Nuestra vocación exportadora de almendras es tan importante que llegamos a sacar de nuestro mercado cantidades similares a las que producimos, por lo que tenemos una clara dependencia de las importaciones.

Como todo cultivo sensible, la facilidad de aparición de heladas hace que, según años,  las campañas puedan oscilar dependiendo si la incidencia es en Europa o en Estados Unidos, lo que produce una oscilación de precios según determinadas campañas.

Almendro

En España no llegamos al 8 por ciento de almendros en regadío, mucha de esta superficie como riegos de apoyo y no intensivos.

NUESTROS NUEVOS PATRONES

En nuestra zona se han venido introduciendo distintas patrones al objeto de mejorar el material vegetal de crecimiento.

Hay que recordar que el almendro se hiela después de la caída de pétalos, es decir, en la primera y segunda semana después del cuajado. También hay que recordar que, según los datos meteorológicos de los últimos 35 años, dan como probable las heladas desde primeros de marzo hasta incluso mediados de mayo.

Por otro lado, como se he indicado, los portainjertos tratan de acumular diferentes características de vegetación a la variedad elegida.

Nuestras plantas vienen injertadas sobre híbridos de melocotoneros por almendro, cuyas diferencias entre los patrones de pie franco son:

En general los patrones sobre pie franco son más rústicos, emiten mayor cantidad de raíces principales y se adaptan bien a secanos y terrenos calizos. Por el contrario son de menor producción y sensibles a la asfixia radicular. Producen mayor número de marras en el trasplante y son sensibles a los ataques de nematodos.

Los patrones sobre ciruelo tanto los de crecimiento lento como los de mayor vigor son preferibles para terrenos de regadío y terrenos algo más fuertes y son resistentes a la asfixia radicular. Vegetan muy rápidamente en los primeros años y tienen resistencia a nematodos. En vivero tienen dificultades con el arraigo del injerto.

Los patrones híbridos de melocotonero por almendro son mejores en regadío, muy vigorosos y producen menos fallos en el trasplante. Tienen problemas de sensibilidad a ciertas enfermedades. Se están utilizando: GF677; GXN15; Adafuel; Hansen 536 y Hansen 2168, entre otros.

NUESTRAS NUEVAS VARIEDADES

 La introducción de nuevas variedades de floración tardía permiten una mejor adaptación al medio de las condiciones climáticas del área mediterránea. Entre ellas nos encontramos:

LAURANNE

Autofértil. Rápida entrada en producción. Tolerante a enfermedades. De altos rendimientos de cáscara a pepita. Floración tardía. Buen cuajado.

VAIRO

Variedad muy vigorosa. Autofértil y muy productiva. Rendimiento 29 por ciento. Tolerante a enfermedades. Fácil de poda. Poca ramificación. Porte medio.

GUARA

Autofértil. Precoz. De vigor Medio. Productividad media. Buen rendimiento. Poda sencilla.

ANTOÑETA

Muy vigorosa. Ramifica abundantemente. Autofértil. Rendimiento 35 por ciento. Maduración temprana. Es medianamente resistente a enfermedades.

BELONA

De muy buena productividad y floración tardía. Auto fértil. Rendimiento medio del 28 %. De presencia muy similar a la Marcona.

SOLETA

Muy productiva. También de floración tardía. Muy alto rendimiento en cáscara. De presencia muy similar a la variedad Largueta.

Como  es lógico estas características, aunque genéticamente propias  de cada variedad, pueden verse afectadas o incluso modificadas dependiendo del tipo de cultivo y de los cuidados durante su período de producción.