Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Este río que se encuentra como es sabido dentro de la Cuenca Hidrográfica del Guadiana y, aunque poco considerado, reserva variados secretos desconocidos por muchos  que en su época de esplendor guarda numerosas peculiaridades y de importantes restos que demuestran su gran trascendencia en las zonas donde su cauce atraviesa.

Recordamos que nuestro Záncara, como todos los ríos, va descendiendo de altitud hasta desembocar en otro de menor altitud como es lógico y que el Záncara, en su primer itinerario antes de llegar a la llanura manchega, aún conserva el aspecto de un cauce de agua, mientras que posteriormente, salvo en algunos pequeños focos el cauce, pasa desapercibido, muchas veces simplemente apreciable por encontrar un puente en algunas de las carreteras por donde transita.

En ese primer tramo nos encontramos numerosos cauces denominados arroyos que abundan a ambas márgenes del río, así como vertientes de vallejos que terminan también en el río, como además restos de antiguos molinos y distintos vertidos de acequias. Además, a su alrededor, nos podemos encontrar distintos  edificios representativos de la zona.

Empezaremos a desglosar cada uno de los ríos afluentes del Záncara.

Ríos que vierten al río Záncara

Al menos así están considerados y nombrados como tales. Son vertientes de estiaje que solamente aportan agua en épocas de lluvias, por lo que su cauce es  poco significativo.

RÍO DE LOS TESOROS.

Con  este nombre se conoce un cauce que parte del norte de la población de Villarejo-Sobrehuerta en Cuenca a 950 metros de altitud, dependiente de Torrejoncillo del Rey en el paraje denominado Los Palancares, a una altitud de unos 1.030 metros con un recorrido de 3,80 kilómetros y que recibe aportaciones por su margen derecho  del Arroyo de Las Cañadas y Arroyo de Prado Zarzoso a 1,5 kilómetros del nacimiento t de Arroyo de las Cañadillas y la  Acequia de Caña Seca y por el margen izquierdo por el Arroyo de Fuente del Cuervo enlaza con el río Záncara entre el kilómetro 8-9 de la carretera CU-704 que va desde la CUV-7032 por Villarejo de San Esteban, en el Llano de los Aliagares. En su ruta se encuentran nombrados la Fuente de La Losa y la Ermita de San Bartolomé.

RIO DEL SANTO

Discurre por la margen izquierda del Záncara, llevando la dirección de la carretera CU-704, aunque su nacimiento se encuentra entre el kilómetro 19-20 de la carretera CU-7032 a unos 1.100 metros de altitud  en Fuente Humillana, con distintas aportaciones naturales formando el río Sartenillla en 4,60 kilómetros hasta la localidad de Villarejo Seco (cuevas), para unirse con este río en otros 2,72 kilómetros. Recibe el aporte de varios arroyos:  Arroyo de la Dehesa, Arroyo El Hoyo; Arroyo de los Malos Vinos,  Arroyo de las Fuentecilla y el Vallejo del Tío Juan y de La Lumbrera . Vierte sus aguas al Záncara  en el paraje Cerro de Santiago (907 metros).

RÍO RUS

Se trata de un río importante en el margen izquierdo del Záncara por su longitud de unos 43 kilómetros y por pasar por las poblaciones de  La Almarcha (875 m.), El Cañavate (818 m.) y San Clemente (722 m.) antes de su llegada al Záncara. Por su margen derecho recibe a otro río: Santa María del Campo  de 23,47 kilómetros que nace a 9,5 kilómetros al sur de El Cañavate y se puede visitar el Santuario de la Virgen del Campo Rus. No obstante no es un río muy caudaloso.

El rio Rus nace a 840 metros de altitud en el llamado Ojo de Quirós en el término municipal de Castillo de Garci-Muñoz y forma dos Lagunas : Laguna Larga y Laguna Redonda y desemboca en el término municipal de El Provencio a 690 metros de altitud.

Si alguno se preocupa por este río hay que tener en cuenta que hasta aparecer con el nombre de Rus es nombrado en parte de su cauce como rio  Quintanar y en otro tramo como rio Córcoles ( no tiene nada que ver que el otro Córcoles de nuestra comarca).

RÍO DE LAS ÁNIMAS

Es un pequeño cauce que se conjunta con el complejo lagunar de Manjavacas. El recorrido es de unos 13,8 kilómetros y enlaza su cauce  con el llamado Pantano de Los Muleteros, hoy en día prácticamente desecado.

 

RÍO SAONA

Este importante río también padece la misma degradación y desecación que muchos de los existentes en esta zona de la Región.

El río Saona nace en los llamados Baños de Saona, que como su nombre indica era una estación de reposo y conocida por muchos habitantes de las localidades vecinas, pues el agua salía directamente de entre las rocas para depositarse en una piscina de baños. Está situado en el término de El Pedernoso a una altitud de 714 metros. Desemboca en el término municipal de Mota del Cuervo a 666 metros de altitud en una longitud total de 21,44 kilómetros y una anchura de unos dos metros.

Dispone de dos afluentes: Rio Monreal y Arroyo Cañada del Tovar. Hasta próximos los finales de los años 70 fue un río importante pues se sabe que existieron unos siete molinos de agua. Hoy en día la bajada de los niveles freáticos de las aguas subterráneas procedentes de los Acuíferos subterráneos como principales aportadores del agua han definido el estado de sequedad actual.

Este río recibe las aguas-cuando existen- del llamado Río Monreal, que nace en el paraje denominado La Salcedilla en el término de Tres Juncos a 837 metros de altitud y en un recorrido de 31,90 kilómetros y vierte en el río Saona en el término municipal de El Pedernoso a 706 metros de altitud. La única población que atraviesa es Ossa de la Vega y su único afluente es el Arroyo del Salobral. Desde su nacimiento hasta llegar a Ossa de la Vega se le denomina Río del Toconar.

El rio se intercala entre Santa María de los Llanos y El Perdernoso, para pasar por las Lagunas La Coladilla y llegar al Záncara.