Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

No dudamos de la concienciación de toda la sociedad escolar: padres, profesorado y alumnos que hace necesario obrar con consideración y especialmente con toda serie de precauciones para evitar que la problemática de esta enfermedad supere a las medidas tomadas por todo el sector escolar.

Estamos convencidos que los profesores, los equipos directivos, así como los padres están seguros que entre todos podemos obviar la agresividad de los gérmenes de esta pandemia y que se han preocupado de tomar todas las medidas necesarias para que se encuentren las mayores dificultades para la trasmisión humana del virus.

También es lógico pensar que a pesar de los esfuerzos que ha realizado toda la comunidad educativa para poner en marcha todo el operativo de cuidados, precauciones u medidas necesarias para poder obviar una propagación, todavía puedan existir dudas respecto al resultado de las mismas y volvemos a insistir que en ningún caso será por falta de precauciones y medidas paliativas, sino que simplemente se produce una nueva situación a  la que no estamos acostumbrados y en cualquier momento puedan surgir problemas no previstos porque evidentemente trabajar con alumnos en estas situaciones no es tarea fácil, a pesar que sabemos que los padres han sido los primeros en aleccionar a sus hijos en las precauciones que deben tener en la escuela, porque los escolares son sensibles también a estas situaciones. Comprendemos las dudas y temores que los padres deben tener en cuanto al resultado de las medidas tomadas y que piensan si serán suficientes para evitar una propagación entre los escolares y que consideren todas las consecuencias directas o indirectas de una mala gestión, descuido o inesperada situación que se pueda producir.

El reto que se presenta a los educadores  es importante y sobre ellos va a recaer parte de la responsabilidad de las posibles consecuencias de sucesos inesperados, pero lo importante es tener la conciencia que la responsabilidad de los educadores está por encima de cualquier duda o sospecha, porque, como profesionales que son tienen devoción por su actividad y saben que su responsabilidad deben y saben cumplirla más que nunca y en esta ocasión van a tener que necesitar un mayor esfuerzo que en cursos normales  y ese grado de responsabilidad profesional va inerte con su profesión.

No es fácil a  pesar de todo contener la lógica incertidumbre que puedan tener los padres de los alumnos, pero no es menos la que tengan los educadores, por lo que la necesaria unidad de criterios y la toma de posturas razonables es muy posible que sirvan para paliar en parte las posibles contingencias que puedan aparecer en estos primeros días de escuela.

Todos los esfuerzos realizados en la reducción de alumnos por clase, la habilitación de locales de aulas, la derivación de los horarios de los recreos y las consideraciones importantes de entradas y salidas de los centros educativos  se encuentra  dentro de la lógica actuación en estos casos, pero no deben considerarse como suficientes y es necesario considerar que no se deben bajar las armas contra la lucha de este virus, porque cualquier descuido será aprovechado para hacernos pasar muy malos momentos.

Deseamos que las medidas sean las correctas y sean aplicadas con toda precisión y podamos dar un ejemplo de eficacia, profesionalidad y  conciencia social.

Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha
Inicio Curso Escolar Tomelloso - Castilla-La Mancha