Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

En este primer artículo resumimos otros personajes de la novela caballeresca de El Quijote que no tienen representación en las calles de Tomelloso, aunque sí en otras de la región.

EL SABIO FRESTÓN

Se trata de un personaje ficticio que hacen creer a don Quijote que es el culpable de dos hechos que se suceden en dos capítulos distintos. En un principio se hace creer que existe y es el culpable de la desaparición de los libros de caballerías de don Quijote y en una segunda ocasión cuando don Quijote acusa de haber sido el culpable de la conversión de los molinos de viento en gigantes.

Tiene este personaje una calle dedicada a su nombre en la localidad de Alcázar de San Juan.

RICOTE

Era el nombre de un morisco expulsado de España que había regresado porque le gustaba estar en nuestro país. Aparece en tres capítulos y es nombrado en su presentación como el tendero del pueblo de don Quijote.

No hemos encontrado ninguna calle que disponga de su nombre en nuestra comunidad específica de este personaje, pero sí a otros.

MARITORNES

Es un personaje que representa una sirviente asturiana que trabaja en  una venta, no especialmente muy agraciada y que en la noche confunde la habitación donde está don Quijote y éste trata de contarla sus aventuras, cuando aparece el amante de Maritornes y pensando que está liada con don Quijote le proporciona una soberana paliza. Es una de las escenas cómicas de la novela.

Existe una calle en Alcázar de San Juan y en Leganés, Madrid, además de otras.

BASILIO, EL POBRE

Como su nombre indica Basilio es un joven muchacho de condición humilde que está enamorado de Quiteria, que se supone que es la que va a contraer matrimonio en la famosa Boda de Camacho e intenta crear un ardid, por lo que en la misma boda se clava una espada en el cuerpo haciendo ver que se está muriendo y en su última voluntad solicita que desea casarse con Quiteria, a lo que se accede pensando que está a punto de morir. Realizado el matrimonio se recupera y entonces se provoca una situación enmarañada por la trampa presentada por Basilio.

No he encontrado calle dedicada a este personaje de la novela, pero sí una casa rural en la localidad de Munera (Albacete).

TOSILOS

Es un personaje representado por un lacayo de los duques en el palacio donde se encuentra hospedado don Quijote. Los duques, para reírse de su invitado, le explican que un labrador rico  ha prometido casarse con su hija, pero no lo cumple y don Quijote acepta tener un combate con él y, si gana, obligarle a casar.

Los duques en lugar de buscar al pretendiente lo sustituyen por un lacayo suyo llamado TOSILOS, que verdaderamente no es un experto en la lucha de armas y, llegado el momento y preparado el lugar del combate, el tal Tosilos, enamorado secretamente de la hija, decide no pelear y desear casarse voluntariamente con la hija de los duques. Tal hecho produce u fenomenal enfado de los duques  que, a escondidas de don Quijote, hacen que le proporcionen una soberana paliza al bueno de Tosilos, lógicamente sin cumplir la promesa.

CASILDEA DE VANDALIA

Cervantes hace inventar al  defensor de don Quijote, el bachiller Sansón Carrasco, que le haga creer y enfadar  demostrando que su amada Casildea de Vandalia es más guapa y más generosa que su Dulcinea, por lo que inventa una serie de párrafos en los que Sansón Carrasco va exponiendo las numerosas virtudes y acciones comparadas con la Dulcinea de don Quijote. Mientras  le va explicando estas narraciones, en un momento determinado, el caballo de Sansón Carrasco sufre un accidente  y el bachiller cae al suelo malherido, por lo que don Quijote le ayuda y se ríe de sus invenciones.

Existe una calle en el barrio de Nuevo Toboso, distrito de Fuencarral en Madrid, dedicado a este personaje.