Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Tras el paro forzoso como consecuencia del Estado de Alarma, los proyectos y obras en marcha por el Ayuntamiento de Tomelloso vuelven de nuevo a retomarse. Es el caso de la remodelación de las calles Palma y el tramo de Azucena, entre Monte y Palma, que arrancaron ayer lunes, el mismo día que la empresa encargada de la ejecución del proyecto volvió a la actividad tras el ERTE al que acogió a sus trabajadores. Como es habitual en esta vuelta a la normalidad laboral, la actividad se ha iniciado tras la presentación por parte de la empresa de un anexo al Plan de Seguridad y Salud para garantizar las medidas de seguridad, en relación con la protección de los trabajadores con riesgo de exposición a la COVID-19. Las obras han arrancado a buen ritmo y se encuentran aproximadamente en un 65 % de ejecución por lo que las previsiones apuntan a que el proyecto estará concluido a finales de julio.

La intervención está incluida en el programa de regeneración urbana de la zona centro y cuentan con un presupuesto de 200.000 euros, que serán sufragados íntegramente por la Diputación Provincial de Ciudad Real con cargo a su Plan de Obras 2019. Se trata de una actuación de reforma integral que afecta a todo el vial, incluidas las redes de abastecimiento y saneamiento y también, cuando lleguen a la fase de acabados, la red de luminarias, que pasarán a ser de tecnología led como viene siendo habitual en los proyectos de este tipo.

Los detalles del proyecto recogen que la calle Palma quedará abierta al tráfico de coches e incluirá aceras totalmente accesibles, una con un ancho de 1´50 metros y la otra de 1´80 metros quedando un carril para el tráfico rodado y una línea de aparcamiento en uno de sus laterales, incluidas dos reservas de aparcamiento, una para personas con discapacidad en la esquina con la calle Pintor López Torres y otra en la esquina con calle Azucena para carga y descarga de todos los establecimientos de hostelería y comercios que hay en la zona. El resto será de aparcamiento libre.

Por su parte, la calle Azucena será totalmente peatonal como el tramo ya arreglado de ésta entre calle Palma y Don Víctor con un paso de peatones elevado que va a dejar una plataforma única en el cruce con calle Palma para dar preferencia al peatón sobre el conductor. En el nuevo tramo se va a incorporar más mobiliario urbano y también algunos árboles con alcorques, con el fin de dotar a la zona centro de pequeñas zonas verdes que en el otro tramo de esta vía ya remodelado, no se pudieron incluir. También se van a instalar tres bolardos automatizados a demanda vecinal, para la entrada de vehículos a cocheras.