Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

“Adelante con los faroles”

Lo utilizamos con el fin de animarnos o animar a otra/s persona/s para conseguir algún trabajo o actividad que en principio parece muy difícil de conseguir.

Antiguamente cuando se realizaban procesiones, principalmente religiosas, lo normal es que a la cabecera de la profesión fueran los portadores de los faroles o antorchas que iluminaban el camino y que en muchas ocasiones los caminos no se encontraban en perfectas condiciones por lo que se animaba a los portadores a iluminar el camino y abrir paso a los llamados porteadores que eran los que llevaban la imagen del cristo o de la virgen. En realidad la frase completa era: “¡Adelante con los faroles, que atrás vienen los cargadores!”.

“Quedarse o pedir el oro y el moro”

Expresión que nos indica el deseo de pedir por algo más de lo que en realidad vale o bien la intención de alguna persona de retener en su poder algo más de lo que le corresponde.

En la época de la reconquista en una de las batallas los españoles contra los árabes, capturaron al alcalde y  al sobrino de una de las poblaciones ocupadas por los árabes,  que pidieron el rescate con un buen precio que consiguieron para poder liberar al alcalde, pero no a su sobrino y demás rehenes. En aquel entonces, el rey Juan II intervino para que se realizara la entrega de los rehenes y ante la negativa de los caballeros, el rey ordenó que fuera llevado a la corte, con lo que al final el rey se quedaría con el oro y con el moro y de ahí proviene esta expresión.

“El que se fue a Sevilla perdió su silla“

Suele ocurrir que en un momento determinado nos levantemos de  un asiento por distintas razones y, sin tardar mucho, cuando volvemos ya está ocupado por otra persona que no cede para poder sentarnos de nuevo; podemos hacerlo extensivo a puestos de trabajo y situaciones de cualquier tipo cuando dejas un lugar y lo ocupa otro sin tu permiso.

El hecho proviene de las diferencias que surgieron en Sevilla entre dos arzobispos, que eran tío y sobrino. Durante el reinado de Enrique IV, el sobrino fue nombrado arzobispo de Galicia  pero, de acuerdo entre el sobrino y el tío, decidieron que, dada la situación conflictiva que existía en Galicia, fuera el tío con más experiencia a solucionar esos problemas, mientras que el sobrino se quedada provisionalmente de arzobispo de Sevilla. Pues bien, cuando el tío volvió de Galicia, el sobrino se negó  a dejarle el puesto de arzobispado que antes ocupaba, promoviéndose un gran conflicto que produjo incluso algunos muertos y se arregló mediante la intervención de Papa y del  mismo rey para poder devolver el puesto al tío.

“Poner de chupa de dómine”

Con ello queremos expresar los comentarios que hace alguna persona poniendo en mal lugar a otra con distintas expresiones negativas a su persona, desprestigiándola, sin conocer si lleva razón o no.

Esta expresión tiene su origen en la vestimenta que utilizaban los soldados o incluso paisanos que se llamaba  “chupa”, confeccionada con tejido de tela que se utilizaba como un chaleca y era de poca calidad y “de domine” se aplicaba a los profesores que enseñaban la asignatura de gramática y se sabía que ganaban muy poco dinero, con lo que se extendía que era dejar a muy baja calidad a la persona que se apelaba. Hoy en día en el argot coloquial se sigue llamando chupa a este tipo deprendas conocidas como chaleco.

“Menos lobos”

Cuando una persona exagera más de  lo habitual se suela dar esta exclamación para hacer entender que no es tanto lo que dice.

Provine de la expresión de un pastor dijo que haber visto más de cien lobos, a lo que su compañeros le dijeron que ya serían menos y  el pastor siguió rebajando el número de los que había creído ver hasta que reconoció que solamente en realidad observó uno realmente.