Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

“La ocasión la pintan calva”

En simpleza queremos decir que las oportunidades hay que aprovecharlas en el momento que se presenten.

El origen proviene de una diosa de los romanos con este nombre “Ocasión” y que era la diosa de la Oportunidad.

Viene reflejada por una mujer sobre una rueda con alas en los talones y en la espalda, con un cuchillo en la mano derecha. Lo más curioso es que posee una larga melena de pelos en la parte frontal de la cabeza, mientras que la parte trasera se encuentra totalmente calva, lo que se interpreta que cuando se ve algo, agarrarse a los pelos es algo seguro, pero cuando pasa el momento no hay donde agarrarse.

“Arrieros somos y en el camino nos encontraremos”

Se expresa una advertencia de devolver una acción en contra de nuestro interés para acometerla en cuanto haya una oportunidad.

Como todos sabemos los arrieros eran personas que llevaban mercancías de un lado a otro utilizando mulas para el transporte. Las rutas solían ser siempre las mismas, lo que producía que una vez que había pasado por un lugar era seguro que más tarde o más temprano volverían al mismo sitio, por lo que cualquier acción en contra de ellos siempre suponía que alguna vez tomarían sus consecuencias.

"No hay moros en la costa"

Es una frase muy popular que se utiliza para señalar que no hay nadie que esté observando lo que hacemos o lo que decimos.

 En la época en que los árabes abandonaron la península las costas españolas sufrían con frecuencia la presencia de barcos de piratas musulmanes, por lo que se dispuso un sistema de vigilancia para avisar de su presencia y la frase empleada era precisamente esta, que indicaba la no existencia de peligro y que se quedó a  lo largo del tiempo como síntoma de tranquilidad.

“Apaga y vámonos”

Frase de uso habitual que marca el momento en que algo se ha dado por finalizado o en expresión más exagerada cuando se oye o se ve algo muy fuera de lo normal.

Se ha convenido en que esta expresión proviene de un pueblo andaluz de Pitres en la provincia de Granada, cuando dos sacerdotes  hicieron la apuesta de realizar una misa en el menor tiempo posible, porque estaba en juego el puesto de capellán. Cuando ya andaban los dos provistos para realizar la misa, uno de ellos antes de iniciar con “Introito ad altare Dei” comentó y dijo “Ite missa est”, por lo que el otro sacerdote le dijo al monaguillo que apagara la vela diciendo “Apaga y vámonos, que ya está la misa dicha”.

“Arrimar el ascua a la sardina”

Con esta frase se quiere dar a entender que alguien actúa siempre en favor propio, intentando llevar siempre razón o mejor provecho de una acción o actitud.

En la mayoría de los cortijos andaluces era costumbre dar a los obreros sardinas para comer, por lo que se encendía lumbre y las sardinas se asaban cogiendo ascuas del fuego, pero ocurría que las varetas de ascuas finalmente se acababan, por lo que cada uno se procuraba arrimar el ascua lo más pronto posible. Aunque esta costumbre terminó desapareciendo se quedó como frase de comentario habitual.

“Echar a uno los perros”

Significa acosar y hostigar a una persona.

Procede esta expresión de la costumbre antigua de echar perros a los toros de lidia que se negaban a embestir, para hostigarlos o fatigarlos, para azuzarlos y que luego embistieran..

“Idem de lienzo”

Idem de lienzo equivale a  que algo es lo mismo o también.

La procedencia de esta expresión provienen de la guerra carlista de 1833, cuando se hacía relación de las ropas que se entregaban a los soldados las anunciaban de la siguiente forma:

“Guerreras de paño

ídem de lienzo

Pantalones de paño

ídem de lienzo”

“Ser una rémora”

Rémora en sentido figurado, es cualquier cosa que detiene o estorba o se arrastra con uno continuamente o durante un periodo de tiempo determinado.

Rémora es un pez que posee una especie de ventosa que le permite adherirse  a otros peces y particularmente a los tiburones.