Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Acompañado por Santiago Arroyo, escritor, filósofo y gran protector literario de Tomelloso, arropó la presentación realizada por Dionisio Cañas en presencia de un gran número de personas que acudieron al acto, convertida en charla,  en la que se ha incluido la reedición del libro “Tomelloso en la frontera el miedo“, en la que se han ampliado algunos aspectos  de la anterior edición y “Dionisio Cañas, Vida, poesía arte y pensamiento”, en una revista que une  el pensamiento del poeta y procedente del Simposio celebrado en la Universidad de Salamanca y editado por la revista “Monograma”.

Santiago Arroyo destacó las diversas actividades y aptitudes de Dionisio Cañas en sus diferentes compromisos artísticos como poeta, impregnando en todas ellas su personalidad y faceta filosófica con un continuo entendimiento de diálogo y de proceso de estudio, apreciable en la segunda edición del libro, donde testimonia la historia generacional de Tomelloso. Intervino el propio autor agradeciendo el apoyo de Santiago Arroyo y a Alfonso González Calero por la reedición de “Tomelloso en la frontera del miedo”, recordando que la primera edición salió a  la luz siendo alcalde Javier Lozano, como continuación del primer periodo histórico narrado por Francisco García Pavón y en esta segunda edición se prolongó en la época de la República, la Guerra Civil y la posguerra hasta 1951 y, así mismo, quiso recordar a las personas que ayudaron en el proceso de investigación nombrando a Carlos Moreno Benito en la parte deportiva, Miguel Ángel González en el apartado de los sucesos de la Guerra y a Emilia García Bolós y Magdalena Aliaga que participaron activamente en la acumulación de datos, sucesos y acontecimientos.

Aseguró que encontró serias dificultades al no ser un historiador, pero en definitiva el libro resultó muy exitoso y terminó siendo bastante demandado. Añadió que en esta segunda edición se ha ampliado un capítulo sobre la familia Arrarte y la Cooperativa de Pequeños Colonos “ La Protectora de Tomelloso”, que se han añadido. En definitiva añadió que esta segunda edición permita demostrar el  mismo interés que la anterior.

El acto trascendió más como una charla que de un acto al uso, resultando muy interesante, ameno y entretenido.