Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El delegado de Agua del Gobierno de Castilla-La Mancha en la provincia de Albacete, Ramón Sáez, ha felicitado a los premiados en la gala de entrega de premios del 27º Certamen de Calidad de Vinos de la Denominación de Origen Jumilla, de la que forman parte seis municipios del sudeste de Albacete en los que más del 80 por ciento de las hectáreas de viña son de secano.

Día de la Constitución 2021

En esta materia, el responsable de Agua en la provincia de Albacete ha destacado la “sintonía” que hay entre Castilla-La Mancha y la Región de Murcia, sobre todo con la provincia de Albacete, en la que “nos separa una barrera administrativa, pero nos une un clima, una geografía y una cultura común y una necesidad común”, el agua.

El cambio climático es ya una realidad y afecta a la zona de producción de la Región de Murcia y también tiene efectos en los viñedos del sudeste de la provincia de Albacete, donde permanecen en secano adheridos a la DO Jumilla: 3.439 hectáreas en Hellín; 1.129 ha, en Montealegre del Castillo; 4.201 ha, en Ontur; 2.301 ha, en Tobarra; 474 ha, en Albatana y 420 ha, en Fuente Álamo.

Sáez ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha está empeñado en avanzar con los valores que nos unen. Sobre todo, cuando hablamos de calidad y de excelencia que hacen que el sector agrario sea pujante, llevando el nombre de nuestros pueblos, al mundo entero.

En concreto, se ha referido a que Castilla-La Mancha y la Región de Murcia comparten dos denominaciones de origen de alimentos insignia como son los Vinos de Jumilla y el Arroz de Calasparra, y se está muy cerca de conseguir la tercera con el impulso del Gobierno de España, la Nuez de Nerpio, compartida con el municipio de Moratalla (Murcia). Tres alimentos que superan las fronteras autonómicas.

Reciclar más. Mejor. Siempre

El delegado ha felicitado al Consejo Regulador y a su presidente, Silvano García, porque durante toda la pandemia ha estado promocionando la D.O. Jumilla, incluso en los peores momentos y “a nivel interno ha sido la D.O. de vino de la provincia de Albacete que más ha estado en los medios de comunicación” para fomentar su consumo moderado. Así como estos días, en los que empezamos a ver la luz al final del túnel, por la organización impecable de este certamen con todo lo que ha conllevado, con la elección del jurado, las catas ciegas, incluso llevando a los catadores a pisar el terreno, al aire libre y también por innovar incluyendo, como hicimos en los Premios Gran Selección, una categoría para el Mejor Vino Ecológico.

En este sentido, Sáez ha hecho hincapié en que los pueblos de la D.O. Jumilla tienen “las mejores condiciones” para que se elabore “un buen monastrell”, la variedad autóctona, con “cepas viejas, que necesitan muchas horas de luz, en un ciclo muy largo, para lograr la maduración completa de la uva, que necesita pocos kilos y mucho tiempo y eso solo se consigue en un sitio como este, en Jumilla y en el sudeste de Albacete”.

Por último, ha concluido agradeciendo también la labor de los agricultores durante la pandemia, un sector esencial que ha trabajado duramente para sacar adelante sus viñedos y con el que la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, seguirá trabajado codo con codo con los viticultores, para que las bodegas cooperativas pudieran acceder a las ayudas para realizar inversiones y seguir promocionando sus vinos.

En la ceremonia han asistido también el crítico gastronómico, Enrique Calduch, que ha dirigido las catas; el consejero de Agricultura de la Región de Murcia, Antonio Luengo; la alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola y los alcaldes albaceteños en representación de los viticultores de sus pueblos. El municipio de Jumilla representa el 40 por ciento de la superficie y la provincia de Albacete, el 60 por ciento de toda la Denominación de Origen.