Cuadernos Manchegos
Un momento para el reconocimiento y la esperanza

Un momento para el reconocimiento y la esperanza

Más de un año después del inicio de la Pandemia, y aunque aún desconocemos mucho de la enfermedad, empezamos a tener algunas cosas claras a día de hoy.

El virus no solo ha generado una infección, también ha generado problemas de salud no infecciosos, como son problemas mentales, problemas de sociabilidad, incluso problemas de sobrepeso, ligados a la disminución de la movilidad y el ejercicio físico. Y ha generado problemas muy importantes desde el punto de vista socioeconómico. Estamos ante una grave crisis económica, donde sectores como la hostelería, el turismo, la cultura y muchos otros están pasando un momento muy difícil. Un momento donde la ciudadanía empieza a tener fatiga pandémica derivada de esos problemas sanitarios, sociales, económicos y por supuesto, también laborales.

Pero paremos un momento para agradecer la dedicación de nuestros sanitarios, que siguen haciendo un esfuerzo enorme dentro de la estrategia de vacunación. Un momento para resaltar la responsabilidad de toda la Comunidad Educativa, que ha dado una lección en este curso. Ellos, que tienen en sus manos la materia prima más importante de nuestra tierra, nuestros hijos, han sabido adaptarse a las circunstancias actuales extraordinariamente. Es tiempo también de agradecer su trabajo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a los servicios de protección civil, y a los trabajadores de la empresa pública de GEACAM y, por supuesto, a nuestros agricultores, ganaderos y transportistas, los cuales han estado trabajando para proveer de todo lo necesario a nuestra sociedad. Y aunque me dejaré a algún colectivo importante, por lo que ya les pido disculpas, no puedo dejarme al pequeño comercio ni a la cajera del supermercado ni al camarero del restaurante, etc., etc., etc. 

Pero la victoria en esta Pandemia vendrá, especialmente, de la responsabilidad de nuestra sociedad, de nuestros ciudadanos, los cuales, a pesar de los importantes problemas de salud, sociales, económicos y laborales, nos han dado una lección de respeto y unidad, que ha de servirnos a los representantes políticos como ejemplo para salir de la difícil situación en la que nos encontramos.

Y este es el momento de la ilusión y la esperanza, y viene especialmente de la Ciencia y de los científicos, y de la vacuna o de las vacunas porque, en este momento, en este País hay cuatro vacunas aprobadas, lo que no ha ocurrido nunca para una enfermedad.

En Castilla-La Mancha hay 22 centros de vacunación diseñados, complementarios a los Consultorios y Centros de Salud, que están siendo, junto con nuestros hospitales, las infraestructuras básicas en la lucha contra la pandemia. Y, a pesar de la dificultad de la logística de la vacuna, su conservación, las distintas pautas, en Castilla-La Mancha el esfuerzo de todos está siendo eficaz y eficiente.

Una región que tiene como objetivo primordial vacunar lo antes posible al mayor número de personas para proteger la salud de esos ciudadanos, y la de todos los demás, para conseguir la ya famosa “inmunidad de rebaño”. Y este objetivo sanitario permitirá alcanzar los objetivos sociales y económicos que tiene como prioridad esta Región.

Este es el objetivo que tiene el conjunto de esta región. Castilla-La Mancha es una Región estable, sin sobresaltos, que concita por ello la atención de los empresarios e inversores aún en tiempos difíciles. Solo el Partido Popular de Castilla-La Mancha parece no estar centrado en la pandemia y la recuperación económica, y antepone sus intereses electorales marcando como prioridad la convocatoria de unas elecciones, a ver si el viento de Madrid le lleva a Fuensalida, precisamente en un momento donde se necesita estabilidad para que siga creciendo la confianza empresarial en esta región, aun siendo esta ya la mayor de toda España.

Una campaña de vacunación que ha conseguido que en nuestra región se hayan puesto más de 577.000 primeras dosis y más de 260.000 segundas dosis, lo que supone más de 831.000 dosis puestas ya a 7 de mayo de 2021. Una vez que parece normalizarse la distribución de vacunas en la Unión Europea, hemos conseguido poner más de 25.000 dosis al día en nuestra región, lo que va a permitir que en verano lleguemos al 70 % de la población diana, de la población que entra dentro de los protocolos del Ministerio de Sanidad aprobados por el Consejo Interterritorial.

Si seguimos hablando de la población diana, en esta región se ha vacunado ya al 99 % de los Servicios Esenciales, al 100 % de los mayores de 80 años, al 98 % de los que tienen entre 70 y 79 años, y se ha vacunado al 90 % de los mayores de 60 años y al 85 % de las personas de alto riesgo. Y quiero resaltar la solidaridad de esta región que ha administrado más de 36.000 dosis a ciudadanos que no tienen su residencia habitual en Castilla-La Mancha, pero que, por diferentes motivos, por ejemplo, cuidadores de familiares dependientes, han sido vacunados en nuestra región.

Solo el Partido Popular actúa pensando que es el momento de “pasar factura” a los que han estado trabajando, con más o menos aciertos, pero con esfuerzo e interés por nuestra gente. Para el Gobierno de García-Page es el momento de apretar los dientes, de trabajar unidos, de proveer a la sociedad de las herramientas para salir de esta crisis y también es el momento de dar las gracias, del reconocimiento al papel responsable desempeñado por el conjunto de la ciudadanía. Es el momento de abrir las puertas a la ilusión y a la esperanza.

Gracias Castilla-La Mancha.

 

Ángel Tomás Godoy

Diputado del Grupo Socialista en las Cortes de CLM