Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

No nos cansamos de seguir utilizando palabras de uso corriente que muchas veces se emplean sin tener un conocimiento real de su verdadero sentido, aunque se han convertido en palabras de contenidos diferentes en su interpretación estricta.

CHINCHAR

La palabra expresa la acción de molestar o fastidiar que se suele utilizar en los dos sentidos, generalmente el de intención humorística.

La palabra procede de la palabra chinche que como todos sabemos es un insecto que es molestoso al humano y animales por la posibilidad de afectar con sus numerosos pinchazos que evidentemente son especialmente molestosos.

Cursos de Especialización de FP

CATACALDOS

Nos referimos a la persona que se mete en muchos asuntos y luego no se detiene en ninguno.

La misma palara lo dice y asemeja a un maître de cocina que prueba todos los menús pero finalmente no come ninguno. La unión de las dos palabras etimológicamente corresponde a busca-caliente.

 CARANTOÑAS

Se trata de ciertas caricias y demostraciones de afecto y cariño, generalmente de forma melosa y con cierto segundo interés.

Conciertos en espacios y lugares emblemáticos

La palabra deriva  de la palabra carátula que es mostrar la cara.

Las fiestas de Las Carantoñas en Acehúche (Cáceres) son muy conocidas.

CACHETE

Golpe dado con la mano en la mejilla con efecto de reprender, pero dado sin  fuerza excesiva.

Procede de varias antiguas palabras que terminaron pasando a los carrillos del culo y posteriormente a carrillos de la cara.

COLLEJA

Préstamos matrícula Eurocaja Rural

Entendemos con esta palabra un golpe dado con la mano abierta en la nuca de una persona o en la parte alta de la cabeza con ánimo de reprimenda.

La palabra procede del latín que quiere decir cuello o gollete.

COCHAMBRE

Claro está que definimos a esta palabra en el sentido de suciedad, acumulación de porquería y cosas sin orden.

 La palabra procede del latín cocho que significa cerdo.

CIPOTÓN

 Palabra que designa a una persona bruta y torpe.

La palabra procede del término latino que quiere decir poste o piedra, aunque también se utiliza como el aparato sexual masculino.