Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El inicio del curso de la Universidad Popular, previsto para el próximo 21 de septiembre, se retrasa ante la situación de la pandemia de COVID-19.

Así lo ha dado a conocer hoy, el concejal de cultura y teniente de alcalde, Bernardo Ortega, al que acompañaba el técnico de cultura, Manuel Cabañero, tras la reunión mantenida con las monitoras y monitores de este servicio. Una decisión tomada como medida de prevención ya que aunque los datos sanitarios en Villarrobledo no son malos, entienden que hay que esperar a la evolución de la pandemia en los próximos días antes de poner en marcha los cursos, en un servicio con gran demanda ya que cada cuatrimestre se registran más de 2.000 matrículas.

Se trata, afirma Ortega, de garantizar la salud de usuarios, trabajadores y de la población en general, teniendo en cuenta que la media de edad de las personas que acuden a los cursos es superior a los 45 años, con muchos usuarios de edad avanzada que los convierte en grupos vulnerables a los que hay que prestar especial atención y cuidados.

Así mismo, el concejal explica que por parte del Ayuntamiento y de todo el personal de la Universidad Popular se están tomando todas las medidas de seguridad e higiene que estipulan las normas sanitarias, contando también con las medidas que se trasladan desde Protección Civil de Villarrobledo, buscando la manera de adecuar todas estas normas a la situación del servicio para que cuando se decida iniciar los talleres, los usuarios puedan hacerlo con la mayor tranquilidad.

Para ello se están adecuando clases para mantener la distancia de seguridad, desdoblando grupos y buscando espacios alternativos donde ubicar los talleres más concurridos con el fin de que los grupos sean reducidos, así mismo desde el Ayuntamiento se está proporcionando todo el material sanitario pertinente en cuanto a mascarillas, hidrogel o pantallas protectoras.

Reconoce Ortega que abierto el plazo de matrículas, se están recibiendo las inscripciones a buen ritmo, alcanzándose ya en torno a 1.400 matrículas, aunque conscientes de que hay usuarios que continúan esperando el desarrollo de la situación para decidirse a inscribirse en este cuatrimestre.

Por ello el concejal quiere ofrecer todas las garantías y poder comenzar el curso con la mayor tranquilidad para todos aunque ello suponga retrasar su inicio, señalando que igualmente se buscará la forma de compensar las clases perdidas en estos primeros días.

Afirma Bernardo ortega que el Gobierno Municipal siempre ha sido muy prudente en sus decisiones en cuanto al COVID-19, tomando medidas dirigidas siempre a la prevención, agradeciendo la comprensión de los ciudadanos durante todo este tiempo, así como la confianza en este servicio por las personas que han realizado ya su matrícula en algunos de los cursos y talleres de la Universidad Popular.

Agradecimientos también a las monitoras y monitores, así como al técnico de cultura, Manuel Cabañero, el trabajo y el compromiso para poder salvaguardar la salud de todos, trabajo de monitores y monitoras que durante décadas han creado espacios no solo de formación sino también de socialización donde se han compartido aficiones entre compañeros.
Ejemplo de compromiso de los trabajadores y trabajadoras de la Universidad Popular que Ortega recuerda en los perores momentos de la crisis sanitaria, cosiendo mascarillas, gorros o batas y todo lo que en esos momentos era necesario y solicitado por tanto, espera el concejal que se pueda volver a la normalidad y que el curso pueda comenzar de la mejor manera posible.