Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha incidido en la necesidad de que “el centenar de asociaciones, colectivos, colegios profesionales y entidades”, que ya han mostrado su voluntad de acudir a las Cortes de Castilla-La Mancha para participar en la Comisión de Estudio sobre la gestión y los efectos del coronavirus en la Comunidad Autónoma, lo hagan de forma inmediata con el objetivo de “poner encima de la mesa las posibles soluciones para recobrar la normalidad”.

Así lo ha indicado Núñez en declaraciones a los medios antes de visitar el economato de Caritas en Albacete, donde ha destacado el importante trabajo que lleva a cabo esta entidad y que durante esta pandemia se ha volcado en ayudar a los que más lo necesitan.

El jefe de la oposición en la región ha pedido de nuevo a Emiliano García-Page que “de una vez por todas” apruebe la creación de esta Comisión en el Parlamento autonómico para que hosteleros, asociaciones agrarias, colectivos de empresarios, organizaciones sindicales, asociaciones de padres del sistema educativo, colegios de abogados, los principales colegios sanitarios, organizaciones culturales, federaciones deportivas, o “como han hecho hasta un centenar de asociaciones sin ningún tipo de significación política y que han mostrado la voluntad de participar de esa comisión” puedan explicar cuál era la situación antes de la pandemia, cómo les ha afectado y cuáles son las principales recetas para recuperar la normalidad.

Además, el presidente regional del PP ha reclamado a Page que la Comisión de Estudio esté aparejada a la Comisión de Presupuestos, con el objetivo de que las demandas y soluciones que plantee la sociedad castellano-manchega “puedan tener el dinero necesario para poder implementarse”.

Núñez ha destacado que “nadie entiende por qué el Gobierno de Emiliano García-Page se niega y ha rechazado por dos veces llevar a cabo esta comisión de estudio que ha elevado a las Cortes regionales el Partido Popular”, la cual forma parte del documento que firmaron PSOE y Ciudadanos y “que ahora se niegan a llevar cabo”.