Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Desde que los chicos y chicas del colectivo CELDA-19 comenzaran a dar las primeras pinceladas en lo que se ha dado a conocer como “EL Muralico” han pasado ya dos semanas llenas de trabajo, pintura, creatividad y mucha ilusión en este proyecto que ya hoy se encuentra terminado.

Advertisement

Hasta el Barrio de los Pintores, frente al Pabellón y junto al Ferial se desplazaba hoy el Alcalde, Valentín Bueno, junto a los concejales de Juventud y cultura, Juan José Calero y Bernardo Ortega, acompañados del técnico de la Concejalía de Juventud, Martín Carpintero y de varios miembros del colectivo para disfrutar de esta obra ya terminada que ha llenado de color 68 metros lineales de pared por cuatro metros y medio de altura, en un proyecto artístico que ha tenido gran repercusión en la ciudad durante las últimas semanas.

Así lo señalan desde CELDA-19 agradecidos por todo el apoyo, reconocimiento y ánimos que les han hecho llegar durante los días de pintura, recibiendo visitas de todo tipo, colaborando en la pintura y queriendo inmortalizar el proceso de creación de este Muralico que esperan que se convierta en un reclamo turístico en Villarrobledo para todos aquellos que visiten la ciudad.

Orgullosos los chicos y chicas del colectivo del resultado de su obra en la que han tratado de reunir la esencia de Villarrobledo, con sus lugares emblemáticos, sus costumbres y sus raíces en una explosión de colores y creatividad que conjuga lo tradicional con lo moderno.

Animados por tanto, a seguir con más iniciativas y proyectos que ahora tienen en estudio y agradeciendo al Ayuntamiento y a la Concejalía de Juventud todo el apoyo prestado para llevar adelante esta idea que hoy ya es una realidad.

Una concejalía que ha sufragado los gastos de pintura y materiales así como los seguros de los chicos y chicas del colectivo, coordinando además otros servicios municipales cuando han sido requeridos. Una implicación que los jóvenes valoran viendo al propio concejal de Juventud pintar cada día junto a ellos.

Precisamente el edil del Gobierno, Juan José Calero, mostraba su satisfacción por el resultado de este proyecto y de todo el proceso de creación, convencido de que se trata de un reclamo más, que enriquece a la ciudad, agradecido de ver todo el apoyo recibido por los chicos y chicas del colectivo recibiendo cada día visitas para echar una mano en la pintura por lo que afirma Calero que este “Muralico” es de toda la ciudad, con el que todos se pueden seguir identificados.

Con esta actividad, señala el concejal que se da por cerrado el Verano Joven de este año. Un verano atípico en el que desde Centro Joven no se ha dejado de pensar en alternativas en las que en su conjunto han pasado en torno a 250 jóvenes de la localidad.

Cursos, actividades de ocio, competiciones y juegos virtuales e incluso colaborando con el concurso de pintura en la calle, organizado también desde CELDA-19, con el colofón de “El Muralico” que espera el concejal que sea visitado por todos reconociendo el esfuerzo y el compromiso de estos 19 jóvenes comprometidos con el arte y la cultura en Villarrobledo, señalando que las puertas de la concejalía siguen abiertas para todas aquellas propuestas que sean buenas para la localidad.

Reconocimientos y agradecimientos también por parte del Alcalde por esta obra de arte que dice que demuestra la implicación de este grupo de jóvenes por mejorar su pueblo, de forma altruista y dejando un legado para la ciudad y un reclamo para los que nos visitan.

Destaca Bueno el lugar elegido, en pleno barrio de los pintores, en un lugar de tránsito, con las instalaciones de la piscina muy cerca, el recinto ferial donde se celebra la feria o el Viña Rock, desde donde parte el desfile regional de Carnaval, donde además ahora se ha instalado el mercadillo y el propio pabellón pintores que acoge diferentes competiciones deportivas entre ellas, la liga de baloncesto del CBV, recibiendo a muchas personas de otras localidades de la región y de fuera de ella.

Señala el alcalde la gran repercusión que ha tenido este proyecto en Villarrobledo, ya que el “muralico” se encuentra en todas las redes sociales de prácticamente toda la ciudad desde hace días, demostrándose la gran acogida a esta iniciativa por parte de los vecinos y vecinas y haciendo llegar ese apoyo a los jóvenes que han pasado horas pintando bajo el abrasador sol del mes de agosto para llegar a finalizar esta obra que Bueno está convencido que es ya un lugar emblemático de Villarrobledo del hay que sentirse orgullosos.

Valentín Bueno pone en valor el buen hacer de estos chicos y chicas que en su mayoría se han formado en el bachillerato de artes del IES Cencibel, resaltando la importancia y el buen trabajo de la comunidad educativa no solo en cuanto a formación artística en este caso, sino también en formación y en valores, con jóvenes comprometidos y emprendedores que seguro que seguirán dando mucho que hablar en Villarrobledo.