Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El Portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Daimiel, Ramón Galiana, ha felicitado al equipo de Gobierno de la localidad, y a su alcalde Leopoldo Sierra, por su intención de modificar el POM para evitar la instalación de la macrogranja porcina, “nos da la razón al Grupo municipal socialista, aunque con año y medio de retraso, tras haber despreciado la solución que ofrecimos, y manifestado en prensa que no aportábamos nada nuevo”.

Así, al grupo socialista de Daimiel le enorgullece saber que estaba en el camino acertado, “comprobamos que no era cierto que no era competencia suya”.  

Recuerda Galiana que el 15 de mayo de 2019 el Grupo Municipal Socialista solicitó un pleno extraordinario al alcalde de Daimiel, con un único punto del orden del día; la modificación puntual del Plan de Ordenación Municipal.

Como explica el Portavoz socialista, la finalidad de ese pleno extraordinario era la de parar la implantación de una macrogranja porcina en la localidad, pero “el señor alcalde pensó que ese era un mal momento para hablar de estas cosas y demoró la convocatoria del mismo, lógicamente con un interés partidista descarado, hasta el 5 de junio. Entonces la corporación ya estaba en funciones, eran las elecciones municipales y bien avalado por los informes de secretaria convocó el pleno para que no pudiéramos tomar acuerdos de relevancia.  Este asunto le incomodaba, claramente”, lamenta Ramón Galiana.

En dicha sesión plenaria, el Partido Socialista manifestó con claridad su voluntad de colaborar para la paralización de toda posibilidad de implantar una macrogranja intensiva de cerdos en Daimiel, “conscientes de que esta decisión la tiene el pleno del ayuntamiento y no ninguna otra administración”, afirma Galiana. Pero el pleno se celebró y tanto el equipo de gobierno como Izquierda Unida, expusieron sus motivos para no apoyar la misma propuesta que ahora va a llevar a cabo el Ayuntamiento.

Por ello, el grupo socialista de Daimiel se pregunta  qué ha cambiado de entonces a hoy para que los informes técnicos ya no sean relevantes, por qué hoy si se puede llevar a cabo la modificación y hace año y medio no.  Queda claro –a juicio de los socialistas- que el único fin “era desacreditar la propuesta del Partido Socialista pues estábamos de elecciones. El alcalde mintió, el concejal socialista sufrió un linchamiento por parte del Partido Popular, recibiendo muy malas formas, humillación y salidas de tono”.

En definitiva, lamenta el grupo socialista que lo que antes era una “burrada y una pantomima” ahora sea lo correcto, que lo que antes tenía que solucionar la consejería según Sierra, ahora lo pueda solucionar el ayuntamiento. Se pone de manifiesto que el PSOE tenía razón, considera Galiana.

El grupo socialista de Daimiel se alegra, por el bien del pueblo, que aunque con retraso se lleve a cabo dicha modificación, y, por lo tanto, apoyará la iniciativa. Lo que esperan los concejales socialistas es que el alcalde de Daimiel pida perdón, por un lado al equipo socialista anterior, pero también al pueblo.