Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La parte del techo que en la madrugada del martes caía sobre el suelo de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Virgen de la Luz de Cuenca no lo hacía sobre un pasillo aislado sino que los cascotes cayeron muy cerca de algún paciente que había en ese momento ingresado. El Partido Popular de Cuenca ha querido hacer pública esta circunstancia para concienciar a la opinión pública de la gravedad de este accidente, en el que afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales, pero del que desde la Junta de Comunidades se apresuraban a difundir un comunicado informativo totalmente sesgado. Lejos de admitir la gravedad del mismo e incluso proponer una solución definitiva, que evite que en el futuro se repita esta situación, los responsables sanitaros provinciales han hablado del accidente restándole importancia y situándolo en una zona en la que, según ellos, no había peligro para nadie. Nada más lejos de la realidad ya que, de hecho, en una fotografía a la que ha tenido acceso esta formación política, se observa la proximidad de los cascotes caídos del techo a la cama de un enfermo.

Para el PP conquense es especialmente grave que se haya llegado a esta situación, que raya la negligencia, por parte de los responsables del SESCAM, máxime cuando hace ya más de cuatro años y en la última fase del gobierno popular de la Junta de Comunidades había destinado un millón de euros para remodelar la UCI del hospital Virgen de la Luz, dinero que no se empleó en estas dependencias al llegar el partido socialista al gobierno regional.

Para el Partido Popular de Cuenca, “es fundamental que se asuman responsabilidades en un asunto tan importante como es la caída de parte del techo de la UCI. La dirección del SESCAM tiene que tomar medidas y garantizar a los ciudadanos conquenses que pueden acudir al hospital sin un peligro como éste”.

En las últimas semanas, varias han sido las circunstancias que, lamentablemente, han situado como triste protagonista a la Sanidad conquense y que han sido denunciadas por el Partido Popular. El pasado mes de noviembre se advertía de la falta de psiquiatras de guardia de presencia física en el Hospital Virgen de la Luz mientras que Albacete, Ciudad Real, Toledo y Guadalajara, más Talavera de la Reina y Alcázar de San Juan si cuentan con este profesional. Lejos de reivindicar y dotar al hospital Virgen de la Luz de inmediato con un psiquiatra, la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez, intentaba justificar esta carencia, evidenciando no sólo su escasa preocupación por el bienestar de los conquenses, sino también su grave desconocimiento de la normativa. Ya en diciembre y en este mes de enero, en concreto durante cuatro días, la UVI móvil del 112 permaneció sin médico de traslado para atender los posibles avisos al no contratar la Gerencia del Sescam un sustituto. “Todo esto es producto de los continuos recortes en el Virgen de la Luz, que afectan a psiquiatría, traen consigo derivación de pruebas radiológicas a otros centros, falta de médicos de UVI móvil y ahora, como es evidente tras este accidente, desperfectos graves en el hospital”, concluyen los populares.