Promoción del turismo gastronómico ante COVID-19
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La Guardia Civil de la Comandancia de Guadalajara ha investigado a una persona en Brihuega como presunto autor de un delito de maltrato animal. El investigado fue el responsable de la muerte de un perro de su propiedad que murió por inanición.

Promoción del turismo gastronómico ante COVID-19

La Patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Brihuega venía investigando desde el pasado 25 de enero la muerte de un perro de la raza Bull Terrier cuyo cadáver apareció en el parque del Molinillo de la localidad de Brihuega.

Esta investigación se inició tras la comunicación de la Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Brihuega que localizó el can y lo puso en conocimiento del Seprona para el esclarecimiento de los hechos.

Personados en el lugar, los agentes inspeccionaron el animal y efectuaron la correspondiente lectura del microchip. Al sospechar que su muerte podría haber sido por inanición debido al estado que presentaba el can, procedieron a su recogida y precinto, para garantizar la cadena de custodia y realizar con posterioridad una necropsia para determinar las causas de la muerte,  que fue posible gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Brihuega que se hizo cargo de la misma.

De la lectura del microchip se pudo desprender tras las consultas realizadas en las bases de datos nacionales e internacionales que el mismo había sido implantado en Eslovaquia, no figurando dado de alta en ninguna base de datos nacional ni autonómica, por lo que se inició una investigación para tratar de localizar al propietario del animal.

Yo compro aquí, yo vivo aquí

Gracias a distintas averiguaciones practicadas, servicios y declaraciones de vecinos de la localidad, fue posible la identificación del propietario del animal, un vecino de la localidad de 50 años de edad, que fue investigado el pasado martes,  como presunto autor de un delito de maltrato animal.