Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El portavoz del Grupo Popular de la Diputación de Toledo, Pedro Congosto, ha valorado la iniciativa del presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, con el objetivo de acabar con uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos, como es el de la ocupación ilegal de viviendas, para lo que ya ha iniciado los trámites para presentar una Proposición de Ley que pueda elevarse al Gobierno nacional, buscando antes el consenso de los grupos políticos de las Cortes regionales.

Así lo ha manifestado en la reunión que ha mantenido, junto a la secretaria general del Grupo Popular de la Diputación de Toledo, Alejandra Hernández, con el Grupo Municipal del PP del Ayuntamiento de Chozas de Canales (Toledo), una localidad especialmente castigada por la ocupación ilegal y donde son muchos los problemas de inseguridad que está provocando, hasta el punto de que hace solo unos días varias personas residentes en una de estas viviendas ocupadas han agredido a un empleado del Ayuntamiento.

Congosto ha mostrado todo el apoyo del PP a la persona agredida y a todos los que están sufriendo este problema, “que ya se ha convertido en insostenible en muchos municipios de la comarca toledana de La Sagra”, por lo que ha valorado la labor que está haciendo Núñez en este sentido y ha pedido a las demás formaciones políticas, “que hagan lo mismo y dejen a un lado sus intereses personales y partidistas, porque lo que quieren los vecinos son soluciones cuanto antes y nosotros tenemos que dárselas”.

En este sentido, el dirigente popular ha recordado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en la reunión que mantuvo esta semana con Paco Núñez, aceptó el acuerdo que éste le planteó para que las Cortes de Castilla-La Mancha pudieran llevar a cabo una ley de ámbito nacional, que se aprobara de forma unánime en el Parlamento regional y que fuera a la mesa del Consejo de Ministros, tal y como recoge la Constitución Española.

“Sin embargo, esta misma semana en las Cortes de Castilla-La Mancha el PSOE y Ciudadanos querían ponerse la medalla de liderar la batalla contra el problema de la ocupación ilegal de viviendas en la región, echando por tierra un acuerdo que beneficiaría a todos los castellano manchegos y poniendo en entredicho la palabra de Emiliano García-Page”, ha denunciado Congosto, quien se ha preguntado si tal vez ha sido el propio presidente de la Junta el que no quería cumplir su acuerdo con el PP o si esta situación responde a alguna estrategia política.

Para Congosto, la Ley que ya está preparando el PP de Castilla-La Mancha servirá “para dar seguridad jurídica a nuestros vecinos, porque hay muchos ciudadanos que están ya desesperados”. “Es muy complicado desalojar una vivienda ocupada y también lo es la situación en la que se encuentran los Ayuntamientos, pues se ven sin armas para ayudar a los vecinos, sobre todo cuando los ‘okupas’ empiezan a robar el flujo eléctrico o el agua y a crear problemas de inseguridad. Los ayuntamientos no podemos hacer nada porque no tenemos esa Ley que nos ampare”, ha advertido.

Por todo ello, ha resaltado la importancia de desbloquear este asunto y apoyar el texto que prepara el PP de Castilla-La Mancha, que Núñez pretende que sea debatido con los miembros de la Justicia, Abogacía, Fiscalía, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o con las Policías Locales, para que esta proposición de ley contemple las aportaciones de la sociedad civil de la región, en este caso, de los colectivos más vinculados en la lucha contra la ocupación ilegal.