Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El Gobierno de Castilla-La Mancha mantiene el refuerzo de su servicio de intermediación a través de la Red de Oficinas Emplea para atender las demandas de personas trabajadoras en la región durante el periodo del estado de alarma. En este sentido, el esfuerzo de las 42 oficinas en todo el territorio regional se ha dirigido de manera principal a aquellos sectores y actividades que han contado y siguen contando con una mayor demanda de trabajadores durante el periodo excepcional provocado por la crisis del COVID-19, como son la actividad sociosanitaria y el sector agrícola, donde se trabaja para dar respuesta a las demandas para la cobertura de las campañas agrícolas, para las que se ha conformado una bolsa de empleo de más de 5.600 personas.
 
Así lo ha detallado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno de hoy. La consejera ha destacado que el esfuerzo en la tarea de orientación y prospección de perfiles a través de las Oficinas Emplea no ha cesado en Castilla-La Mancha pese a la suspensión de la atención presencial en las 42 oficinas como consecuencia de la declaración del Estado de Alarma provocado por la crisis sanitaria del COVID-19. Patricia Franco ha subrayado la importancia de “cruzar oferta y demanda” en la elaboración de una bolsa de trabajadores para campañas agrarias “que hemos puesto a disposición de todas las empresas y asociaciones agrícolas”, con el fin de promover “una salida conjunta a esta situación y asegurar un esfuerzo común también en la recuperación, para que el trabajo y los ingresos generados por el trabajo derivado de estas campañas agrícolas puedan quedarse, en la medida de lo posible, en la región”.
 
El Ejecutivo regional ha conformado una bolsa de trabajadores para las campañas agrícolas de Castilla-La Mancha de 5.659 personas que han solicitado trabajar en estas campañas, a través del formulario creado para ello en la Oficina Virtual de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, perfiles con experiencia en el campo y en las labores de clasificación y embalaje de producto, y que cuentan con disponibilidad. A este dato hay que sumar que desde las Oficinas Emplea se han cubierto ya 828 de las 1.405 ofertas de trabajo agrícola durante el Estado de Alarma, habiendo enviado para su cobertura más de 1.500 perfiles de personas con disponibilidad y experiencia para trabajar en campañas como la de la recogida del espárrago, en la provincia de Guadalajara, o de la fruta de hueso en Hellín, en Albacete.
 
En la actualidad, existen 577 vacantes de las presentadas para las campañas agrícolas a lo largo del estado de Alarma que las Oficinas Emplea trabajan para cubrir, después de haber dado cobertura a 828 de las 1.405 registradas oficialmente. La mayoría de estas vacantes se encuentran en las provincias de Toledo (173), Albacete (160) y Cuenca (133).
 
Estabilidad en las exportaciones del primer trimestre pese al impacto del COVID en marzo
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, también se ha referido a los datos de exportaciones que se han publicado esta mañana por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y que recogen el impacto de la crisis sanitaria en las ventas exteriores de la región. Así, las exportaciones de Castilla-La Mancha cayeron en un 7,1 por ciento en el mes de marzo con respecto al mismo mes del año anterior, registrándose 565,5 millones de euros. Ese retroceso, consistente pero más moderado que en el conjunto del país, donde las ventas exteriores retrocedieron un 14,5 por ciento en el mes de marzo, ha permitido a la región mantener la estabilidad en las exportaciones en el primer trimestre del año, con una cuantía total de 1.809,19 millones de euros en exportaciones entre enero y marzo. Se trata de un 0,4 por ciento más que en el mismo periodo de 2019, “una estabilidad sostenida por el dinamismo en el comportamiento de nuestras exportaciones en los dos primeros meses del año”, ha detallado la consejera.
 
Patricia Franco se ha referido también al crecimiento en las ventas exteriores en el mes de marzo en productos de primera necesidad como consecuencia de la crisis sanitaria, “con crecimientos significativos en las exportaciones de carnes, un 20,7 por ciento; quesos y productos lácteos, un 15 por ciento; y hortalizas, cuyas ventas exteriores han crecido un 40 por ciento”. Se ha referido también al impacto del COVID en el mercado dentro de la Unión Europea, principal destino de nuestras exportaciones, “donde se evidencia una parálisis provocada por los efectos del coronavirus”. Por el contrario, ha resaltado el crecimiento en terceros países como Reino Unido (11,4 por ciento), Estados Unidos (66,7 por ciento), Marruecos (22,8 por ciento) o Turquía (46,1 por ciento).
 
Al igual que sucede por sectores, el impacto del COVID-19 se ha dejado sentir de manera desigual por provincias, con descenso en las exportaciones en el mes de marzo en las provincias de Albacete (-8,3 por ciento), Toledo (-1,9 por ciento) y Guadalajara (-23,6 por ciento), muy influenciada esta última por la suspensión de la actividad en el sector servicios; y con estabilidad o subidas en Ciudad Real (0,2 por ciento) y Cuenca (9,4 por ciento). En el primer trimestre del año se mantiene la tendencia al alza en las provincias de Albacete (9 por ciento), Cuenca (14,3 por ciento) y Toledo (5 por ciento); y retrocesos en Guadalajara (-3,1 por ciento) y Ciudad Real (-8,8 por ciento).