Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado hoy que “tenemos que decir alto y claro que no hay posibilidad de futuro para nuestro medio rural si no contamos de manera preferente con la labor de los agricultores y ganaderos”.

Día de la Constitución Cortes de Castilla-La Mancha

Así lo ha puesto de manifiesto esta mañana en la Escuela de Administración Regional en Toledo, durante la presentación de la Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS) en Castilla-La Mancha, junto al  presidente de ALAS, Pedro Gallardo y en la cual se ha dado a conocer el decálogo de diez iniciativas que se quieren poner en marcha con las Administraciones Públicas y ante las cuales el Ejecutivo castellano-manchego ha mostrado su total compromiso.

Consejo Regulador

Según ha explicado Martínez Arroyo, con esta iniciativa se traslada a la sociedad lo importante que es la actividad de los agricultores y ganaderos. Y para ello, ha resaltado la necesidad de dirigirse al conjunto de los ciudadanos, a los 47 millones de habitantes y consumidores que tiene nuestro país, y decirles “claramente” que “la agricultura y la ganadería son imprescindibles para la alimentación, para disfrutar de la mayor seguridad alimentaria del mundo, para la conservación del medio ambiente y para el poblamiento de nuestro medio rural”, sobre todo en un momento en el que hablamos del reto demográfico.

Por mí y por todos mis compañeros Unicef

Y es en este punto donde ha recalcado que sin la labor de agricultores y ganaderos, “no hay posibilidad de futuro para nuestro medio rural”. Más aún en una región de dos millones de habitantes y con más de 120.000 explotaciones de agricultores y ganaderos “que nos permiten mantener nuestro territorio vivo”.

Por ello hay que llegar a los consumidores y a los ciudadanos en general “con las cosas que hacemos bien y que también realizamos en el sector agrario y agroalimentario” y trasladar ese mensaje que no es solamente económico, sino que tiene más componentes como son los medioambientales y territoriales, el alimentario o el económico, ha suscrito.

Así, ha abogado por contar a los consumidores “eso que parece que a veces es un secreto, el mejor secreto que tenemos guardado” y que no es otro que “lo bien que hacemos las cosas en el sector agroalimentario”. Esto es lo que a partir de ahora, se va a contar, apoyado por el Gobierno regional, desde ALAS.

Tras esta presentación oficial se ha contado con dos mesas redondas. La primera de ellas, bajo el título ‘El valor de ALAS frente a los retos y oportunidades del sector agrícola’ con la presencia de la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, junto al vicepresidente de ALAS, Juan Ignacio Senovilla y en la que han estado también la directora de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), Elena Sáenz, y el presidente de la Asociación Empresarial para la Protección de Cultivos (AEPLA), Manuel Melgarejo.

En la segunda de las mesas redondas previstas en esta jornada, se abordaba el modelo de agricultura, sostenible, un encuentro en el que ha estado presente la directora general de Políticas Agroambientales, Silvia Nieto, así como el representante de la Asociación Española de Agricultura de Conservación/Suelos Vivos (AEAC.SV) Oscar Veroz, y el director de la federación de Cooperativas Agroalimentarias de la región, Juan Miguel del Real, y el presidente de FACUA en Castilla-La Mancha, Francisco Ferrer Cuesta.

El viceconsejero de Medio Rural, Agapito Portillo, junto al presidente de ALAS, Pedro Gallardo, han sido los encargados de clausurar esta jornada de presentación que ha contado con la presencia de los representantes de los miembros de la Alianza como las organizaciones profesionales agrarias ASAJA y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias de España y la  Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (FEPEX) y la Asociación Española de Agricultura de Conservación/Suelos Vivos (AEAC.SV).

Etiquetado de la miel

En otro orden de cosas y preguntado por los medios de comunicación, sobre el rechazo de la Comisión Europea al proyecto de Agricultura donde se exigía que figurase en la etiqueta, no solo la procedencia de la misma, sino el porcentaje de miel de cada país, Francisco Martínez ha opinado que “hacemos un flaco favor a los consumidores si no aprobamos una normativa de etiquetado que especifique claramente la procedencia de la miel, porque es probablemente un producto que depende mucho de que le haga correctamente”, no solo para los consumidores, sino para los propios apicultores “que saben perfectamente que una parte muy importante de su renta puede aumentar si el etiquetado es correcto”.

Así espera que el Ministerio de Agricultura, “en las negociaciones que entiendo va a entablar con la Comisión Europea, puede alcanzar un acuerdo para que en España se pueda hacer un etiquetado correcto de la miel que permite a los consumidores hacer la compra con toda la información posible y que mejore la viabilidad de las explotaciones de nuestros apicultores”.