Promoción del turismo gastronómico ante COVID-19
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Aunque parezcan iguales los bombos no son todos generalizables y únicamente son uniformes en cuanto a la forma en que se construyen, pero todos tienen alguna característica especial y se diferencian siempre en algo, lo que en muchas ocasiones puede pasar desapercibido por los visitantes. Hemos realzado unos distintos grupos diferenciales de simple observación.

Promoción del turismo gastronómico ante COVID-19

A) Por su ubicación en la parcela

Los bombos normalmente se encuentran ubicados en la linde del camino principal o de servidumbre, aunque existen bombos realizados en el interior de las parcelas, si bien es cierto que algunos de estos deben su situación  como consecuencia de unión posterior de parcelas.

B) Por su espacio interior

Yo compro aquí, yo vivo aquí

Existen bombos de un seno, jaula, estancia o habitáculo— como se denominan en algún caso, aunque preferimos las dos primeras acepciones—, que son los más generalizados, aunque también se pueden encontrar de dos senos, que también son abundantes, y de tres habitáculos -uno de sala con chimenea y poyetes, otro para mulas y otro de habitación-, pero son los menos frecuentes.

C) Por su forma

Existen varios perímetros de los recintos como consecuencia, no solamente  por el número de habitáculos, sino también por su forma geométrica en el caso de los de una sola jaula.

La mayor cantidad de bombos tienen forma ovalada o elíptica, pero existen distintas formas, aun incluso para los que disponían del mismo número de senos. Así, los más primitivos y sencillos, eran de forma circular de un solo habitáculo o seno. Los bombos de dos jaulas son los que tienen una superficie en forma ovalada y, como hemos dicho, son los más frecuentes. Los bombos de tres senos tienen ya una forma más redondeada para aprovechar espacio. De cuatro senos son más rectangulares o casi cuadrados.

D) Puerta de entrada

En los bombos más pequeños la puerta era un simple hueco de altura muy pequeña, menor de 60 centímetros. Otros bombos tienen la puerta más alta de 60-80 centímetros y podemos decir que ninguna puerta de bombo es mayor o igual que la altura de una persona, pues es raro encontrar bombos con más de 1,50 metros de altura en la puerta de entrada y los más modernos de más de 1,60 metros, o algunos más, pero son menos frecuentes. La anchura de las puertas también es variable, desde algunas menores de 60 centímetros hasta puertas de 90 centímetros de anchura.

E) Tipo de puerta

Podemos clasificar varios tipos de puerta, según su diseño: desde los tipos de puerta adintelada, puertas de arco ciego, puertas de arco de medio punto, existiendo ejemplos de todos ellos de forma indistinta.

F) Por su distribución interior

Los de una jaula son los modelos más antiguos y eran simples refugios sin más, para posteriormente disponer de chimenea embutida. Los de dos senos ya disponían de poyetes, chimenea, hornacinas, taquillas, estacas y otros pequeños detalles y además habitáculo para las mulas. Los de tres senos además disponían de pesebres y una tercera habitación para dormitorio.

G) Por su superficie

Las superficie que ocupan como es natural es variable. Desde los simples refugios o chozos de cuatro metros cuadrados hasta los más grandes de más de 20 metros cuadrados.

H) Altura de los bombos

La altura total de los bombos es variable. Desde los más pequeños de tres metros hasta los más altos de cinco seis metros, aunque poco frecuentes. Aunque los detalles constructivos son comunes a todos los bombos, sin embargo hay diferencias de otro tipo.

I) Detalles constructivos   

Aunque la construcción de bombos es uniforme en cuanto a su forma de realizarlos, existen otro tipo de detalles que dan distinta sensación a la vista. Por ejemplo la altura de la primera línea de la muralla principal exterior antes del bombo, así como los detalles de la existencia de chimenea exterior y algunos detalles de piedras en la cúpula.

Continuaremos en otros artículos con más peculiaridades y detalles de nuestros bombos.