Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Relatar los avatares de este pueblo parece que se tratara de una película de aventuras.

Esta población se encuentra al norte de Cáceres, cerca de la provincia de Salamanca y a orillas del río Alagón.

Es muy antigua y durante muchos años fue una ciudad importante siendo capital de comarca y partido judicial y su situación estratégica hizo que los musulmanes construyeran un Castillo en defensa de las posibles  incursiones por formar parte de la Ruta de la Plata. Esta ciudad fue creciendo y en 1160, el rey Fernando II, de León la reconquistó y realizó la muralla. Después de  muchos avatares de herencias entre la nobleza y en el que algunos períodos pasó a la Corona hasta que en 1955, se planteó la ejecución del Pantano de Gabriel y Galán, que suponía que las aguas inundarían toda la localidad, por lo que  se indemnizaron a los propietarios y el pueblo fue abandonado.

No obstante, en 1980 fue declarado Conjunto Histórico Artístico y fueron restauradas las murallas y el castillo. En 1984 se le calificó como Pueblo del Programa de Reconstrucción de Pueblos Abandonados,  con otros dos únicos pueblos de España: Bubal (Huesca) y Umbralejo (Guadalajara).

En realidad este pueblo se llamaba Granada, pero después de la conquista de la otra Granada por los Reyes Católicos pasó a llamarse Granadilla.

Finalmente el pantano no llegó a inundar las casas y edificios del pueblo aunque sí las huertas y terrenos de cultivo, pasando a propiedad del Patrimonio Nacional, por lo que el pueblo está completamente abandonado.

No obstante la calificación otorgada permitió que el pueblo no quedara abandonado y se quedó en manos de su cuidado alumnos de los Centros de Formación Profesional que durante ciertos períodos de tiempo realizan labores de cultivo y de cuidados, cultivando las huertas y cuidando de las casas.

 Las zonas inundadas que perdieron su riqueza fueron repobladas con pinos y eucaliptos.

Por lo tanto es un pueblo de cero habitantes y hasta la fecha no se ha repoblado, a pesar de las reclamaciones de parte de los antiguos propietarios que piden que se anule la orden de abandono de la localidad.

Granadilla recibe anualmente multitud de viajeros interesados a conocer la localidad y las visitas están controladas y se necesita autorización de visita, existiendo un aparcamiento al pie del Castillo por donde se entra al núcleo del pueblo.

Entre sus monumentos se pueden apreciar su famoso castillo de Alba del siglo XV y la ciudad está amurallada y conserva la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción el siglo XVI, así como casas de nobles y además tienen la particularidad que Pedro Almodóvar filmó parte de las escenas de su película “Átame”.