Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El paro bajó en Castilla-La Mancha en 1.846 personas en el mes de febrero, una caída que sitúa a la región como la tercera comunidad autónoma con mayor descenso del desempleo en el conjunto del país, sólo por detrás de Islas Baleares y Canarias. La caída del desempleo, la primera en toda la serie histórica en febrero en la región en un mes marcado tradicionalmente por la estacionalidad negativa en las cifras del paro, se suma a un importante aumento en la afiliación a la Seguridad Social, con la creación de cerca de 1.400 puestos de trabajo en el mes de febrero en Castilla-La Mancha, lo que deja la cifra de personas afiliadas en el registro más alto en la región desde el año 2010. 

El paro bajó en Castilla-La Mancha en el mes de febrero tanto en hombres como en mujeres. Lo hizo de manera generalizada en casi todos los sectores, salvo en la agricultura, y fue denominador común también en cuatro de los cinco territorios regionales, con la excepción de Guadalajara. En la región, el mes de febrero se cerró con 175.741 personas en situación de desempleo, según las cifras publicadas hoy por el Ministerio de Trabajo, lo que supone la segunda cifra de paro más baja para este mes desde el año 2008, con la única excepción del registro del año pasado. “Este descenso rompe con la estacionalidad tradicionalmente negativa del mes de febrero en la región y sitúa a Castilla-La Mancha como la tercera comunidad autónoma en caída del paro en febrero, sólo por detrás de Baleares y Canarias”, ha subrayado la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust.

Día de la Constitución Cortes de Castilla-La Mancha

El descenso del paro se produjo en el mes de febrero en todos los sectores salvo en la agricultura, donde subió en 22 personas, así como en el colectivo de personas sin empleo anterior, con un incremento de 122 personas. El desempleo cayó de manera pronunciada en el sector servicios, en 1.328 personas, y de manera muy significativa también en la construcción, con una caída de 511 personas; además de descender en 151 personas en la industria. Por actividades, los mayores descensos del desempleo se produjeron en las relacionadas con el empleo público, donde cayó en 1.117 personas, y en las relacionadas con el sector turístico, en 477 personas, además de en la construcción.

La caída del paro fue denominador común en cuatro de los cinco territorios de Castilla-La Mancha, a excepción de Guadalajara, muy condicionado en las cifras del mes de febrero por el final de la campaña de rebajas. El mayor descenso en términos porcentuales se produjo en Albacete, donde el paro cayó en un 2,94 por ciento (1.046 personas); seguida de Ciudad Real (797 personas, un 1,62 por ciento), Cuenca (184 personas, un 1,42 por ciento), y Toledo (299 pesronas, un 0,47 por ciento). Las mayores caídas del paro se dieron en las Oficinas de Empleo de Albacete, Talavera de la Reina, Valdepeñas, La Roda y Puertollano.

En términos interanuales, el incremento del desempleo con respecto al año 2019 se modera hasta el 1,87 por ciento, “con un descenso significativo además entre las mujeres de menos de 30 años, con una reducción del 3,38 por ciento”, ha señalado Nuria Chust, que ha reconocido que la evolución interanual “está muy marcada por los tiempos del Plan de Empleo Regional, y esa moderación confiamos en que se convierta en una vuelta a la senda positiva cuando se hagan efectivas las contrataciones del plan en vigor”.

Más de 6.000 personas más trabajando que hace un año

A tí que estás haciendo un esfuerzo

La caída del desempleo en el mes de febrero, que rompe con la estacionalidad negativa de este mes en la serie histórica del paro en Castilla-La Mancha, se ha visto acompañada por un incremento en la creación de empleo de cerca de 1.400 personas. “La afiliación a la Seguridad Social ha crecido en 1.391 personas en el mes de febrero, lo que sitúa la cifra de personas afiliadas en el registro más alto para un mes de febrero desde el año 2010, con 704.776 personas”, ha destacado Nuria Chust, que también ha precisado que este dato supone que en la actualidad “hay 6.073 personas más trabajando en la región que hace un año”.

Además, la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral ha subrayado el incremento en la contratación indefinida en el mes de febrero, por encima del 10 por ciento con respecto al registro de febrero del año anterior, y el aumento, también, de la tasa de cobertura por desempleo, que suma 40 meses consecutivos de incremento en la región y se ha situado en el mes de enero en el 55,2 por ciento. “Es importante que la caída del paro en el mes de febrero esté acompañada de la creación de empleo, con un incremento de la afiliación a la Seguridad Social”, ha explicado Nuria Chust, que ha comprometido “el trabajo duro del Gobierno regional para seguir estimulando el crecimiento del mercado de trabajo y ofrecer una oportunidad laboral a todos aquellos colectivos que tengan más dificultades para insertarse en el mercado ordinario”.