Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Continuamos con nuestra anterior reseña sobre la importancia, actuación y vida llevada por las mujeres durante la posguerra que ya en el artículo anterior hemos nombrado algunas.

El conjunto de guerrillas o grupos guerrilleros organizados por el bando republicano conllevaba una organización que se dividía en distintos grupos de guerrilla, siendo las más famosas el AGLA, “Agrupación de Guerrillas de Levante y Aragón”, pero también “Federación de Guerrillas de León–Galicia” y organizadas en distintas divisiones hasta las más pequeña integradas por unos 120 guerrilleros, aunque las partidas podían disminuir con bastante facilidad por las continuas bajas que se producían.

Aunque la mayoría de los guerrilleros no tenían una especial preparación en el funcionamiento de ciertos usos de armas de fuego o especialidades en destrucción de puentes o vías de ferrocarril, se establecieron algunas escuelas en Madrid, Valencia y Barcelona donde se enseñaban sobre las tácticas guerrilleras.

En el caso de la actuación de las mujeres, pocas son las que verdaderamente realizaron actuaciones directas y uso de armas, porque en la mayoría de los casos fueron actividades de enlace, de intendencia y de apoyo en suministros tanto alimenticios como de armas.

Continuamos con alguna de ellas, aunque existen otros nombres también importantes, con lo que estamos convencidos de no aportar todas las que de una manera u otra intervinieron con mayor o menor actividad en la guerrilla:

SAGRARIO VERA GORDO

 Esta guerrillera había nacido en el año 1920 la localidad de Malcocinado en la provincia de Badajoz, lindando con la provincia de Sevilla. En 1936 abandonaron el pueblo y se echaron a la sierra, habiendo sido detenida su madre que regresó en 1939 volviendo al pueblo. En 1940 matan a su padre y entran en contacto con la guerrilla, realizando actividades de intendencia y suministro. Allí conoció a su futura pareja; “el Chato de Huelva” y en 1941 fueron detenidos su madre y dos de sus hermanos y se desplazó a Sevilla viviendo en la capital. En 1944 vuelve a la sierra y en 1945 es capturada y asesinada en un barranco del término de  Valdelamusa (Huelvas) por la Guardia Civil junto con su pareja.

MARÍA ESQUIVEL VIZUETE

Conocida como “La Culantra”, nació en el municipio de Azuaga (Badajoz) y en 1941 se marchó a la sierra con su marido Cipriano Diéguez Bello, con el sobrenombre de “El Perrero”. Fue detenida al poco tiempo y su marido fue muerto y se la procesó en 1942, condenada a ser fusilada. Estando embarazada se dio tiempo a que diera a luz y posteriormente dejó su hijo en adopción en contra de su voluntad. Fue fusilada en las tapias el cementerio de San Fernando de Sevilla en 1943.

JOSEFA BERMEJO GRUESO

También de la localidad de Malcocinado, conocida como “Paquita”. Tenía como pareja al denominado “Chato de Malcocinado” y había nacido en 1921 y a los 20 años se marcharon al monte. Su marido fue asesinado en 1944 y es cuando Josefa acordó entregarse, dejando a su hijo con la familia de su padre. Posteriormente rehízo su vida, y tuvo tres hijos. Fue brutalmente maltratada en su pueblo. Falleció en Gerona en 1991.

TERESA PLA MESSEGUER

Esta persona  fue algo especial, pues en su nacimiento en 1917, se comprobó tener un defecto por el que se dudaba su sexo (hermafrodita). Su padre lo inscribió como mujer. Como consecuencia de ese defecto sufrió numerosas vejaciones dándole apelativos de todo tipo: “marimacho”, “teresot”. Había nacido en el  Mas de la Pallisa del Tossal, en la localidad de Vallibona en Castellón. Tenía mucha tendencia a la cría de ganado y en ello se empleó por lo que fue conocida como “La Pastora”. Parece ser que sufrió una fuerte humillación cuando un Guardia Civil quiso que demostrar su sexo, por lo que sufrió humillaciones en Mas del Cabamil. A consecuencia se adentra en los maquis y comienza a vestirse como hombre y cambia su nombre por el de Florencio. Su actividad como guerrillero, con el nombre de “Durruti”, fue bastante amplia y tiene caracteres muy dramáticos porque se le acusa de verdaderas acciones muy duras, en toda la zona del norte de Valencia y Tarragona, aunque no se le ha atribuido ninguna muerte. Actuó como guerrillera durante once años, hasta 1960, año en que fue detenida y deportada, cumpliendo condena hasta 1977 en que se le concedió la libertad. Vivió en Valencia y murió en Olocau de Carraixet en el año 2004.

ISIDORA MERINO MERINO

Estuvo en la cuadrilla de “El Templao”, fue capturada en 1947 en Fuenteovejuna (Córdoba).

ORENCIA VENTAS CITA

Fue un caso muy especial, porque estando en la guerrilla de “Chaquetalarga”, se descubrió que estaba infiltrada por la Guardia Civil y finalmente fue ajusticiada por los mismo miembros de la guerrilla en el verano de 1945.

ROSA PADILLA RUBIO

Con el sobrenombre de “La Rosa”, se encuadró en la guerrilla en el año 1943, concretamente en la guerrilla de “El Francés”. Se ocultó en Madrid en el año 1946 y terminó siendo asesinada por un grupo comunista.

AURORA PIÑANA CLEMENTE

Conocida mujer que lo fue del guerrillero José Mir Ciprés con el sobrenombre de “Cona” y en parte partícipe del llamado Masacre de Monroyo. Esta mujer fue fusilada en pleno campo en una paraje denominado Mas de la Sierra del término de Monroyo. El acto se produjo cuando la Guardia Civil apresó a ocho personas en los pueblos de Mas de las Matas y Alcañiz y los condujeron a prisión. A los pocos días los sacaron de la prisión del pueblo por considerarlos partícipes de la guerrilla, entre ello se encontraba la esposa Aurora Piñana y el padre del guerrillero José Mir y durante el traslado a la cárcel pararon el camión hicieron bajar a los presos y los fusilaron.

DOLORES ESTEBAN LAMIEL

Esta mujer nació en el pueblo turolense de Dos Torres de Mercader, en la sierra del Maestrazgo. Por su participación en la guerrilla fue apresada en el año 1949 con cuatro vecinos más de pueblo, siendo acusados de colaborar con la guerrilla, torturada se los llevaron a la prisión de Morella y los sacaron y los llevaron a la partida de Santa Flora y les aplicaron la ” ley de fugas” y fueron fusilados.

 A esta lista podemos añadir algunas más como:

… MARÍA Y PAULA RODRÍGUEZ SUÁREZ, con los sobrenombres de “La Goyoria” y “La Migueleta”.

… SATURNINA SERRANO GONZÁLEZ, que estuvo muchos años en la cárcel.

… CONCEPCIÓN PINEL REDONDO, que con muy poco tiempo en la guerrilla fue capturada y pasó bastantes años encarcelada.

… CONCEPCIÓN PÉREZ SERRANO, que igualmente fue encarcelada en un AMPLIO PERIODO DE AÑOS.

… CARMEN RUIZ, conocida con el sobrenombre de “La Vivillo”

... FLORA MARTÍN, que huyó de la Sierra de Santa Bárbara en las cercanías de Plasencia.

Finalmente cabe deducir que la problemática más difícil para la Guardia Civil fue encontrar y localizar a  los guerrilleros, pues se escapaban y desaparecían con facilidad por conocer mejor el terreno, aunque es necesario recordar que estas operaciones se pueden considerar como de guerra fría y guerra real, pues en todos los casos y por los dos bandos hubo trabajos de todo tipo: espionaje, deserciones, denuncias, delaciones y también tiros.