Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Bajo este apodo, sobrenombre o mote se conoció a un famoso guerrillero nacido en La Mancha  con el nombre de Jesús Gómez Recio, y que además también fue conocido como Lamio. Este personaje empezó a generar su historia siendo concejal de su pueblo  Aldeanueva de San Bartolomé en la provincia de Toledo, pequeña localidad enclavada en la zona de La Jara toledana y limitando con la provincia de Cáceres y, en plena república, estuvo de concejal, pasando a ser alcalde socialista de su pueblo durante un periodo de dos años, pero cambió de residencia emigrando de su pueblo para instalarse como comerciante de comestibles y  abrir una taberna en el poblado formado en el Pantano de la Cíjara, en aquella época en construcción, donde se mantuvo hasta que se produjo el golpe de estado en el año 1936.

 Se incorporó al ejército republicano y al término de la Guerra Civil regresó a su pueblo. Buscado por los nacionales y acusado de haber fusilado a 31 personas de Alía que fueron llevados a Puerto de San Vicente y alli asesinados, fue apresado para ser fusilado, aunque se escapó y, no pudiendo llegar a Portugal y buscado por la Guardia Civil, se introdujo en los grupos de guerrilleros que actuaban por la zona del Tajo, con varios de  compañeros, entre ellos su propio hermano conocido como Quijote, y formó su propia guerrilla, que en inicio se compuso de una docena de personas, todas escapadas de las cárceles y, por lo tanto, afanosamente buscados. Después de muchas escaramuzas, secuestros, atracos y asaltos y la pérdida de varios de sus hombres de cuadrilla  en su propia guerrilla, consiguió establecer una guerrilla de 27 personas en el año 1944, coincidiendo que en ese mismo año se constituyó la Primera Agrupación de Guerrilleros de Extremadura y Centro, siendo nombrado el mando de la 14 ª división, en la que estaban  a cargo de las guerrillas su sobrino y su hijo.

Desde esa época puede considerarse que Quincoces fue el verdadero  impulsor de la guerrilla en la zona extremeña y fue conocido también como el Guerrillero de la Sierra de Altamira.

Durante los años 1945 y 1946 realizaron distintas actuaciones, aunque fueron perdiendo hombres por ser capturados en distintas zonas de Navalmoral de la Mata y Castañar de Ibor, continuando con una nueva merma en las proximidades de la población de Navalvillar de Ibor donde fueron capturados gran parte de los componentes de su guerrilla, ya que fueron apresados diez de sus componentes, por lo que el cuerpo de la guerrilla quedó prácticamente desarticulada, aunque el proceso de captura del resto de la guerrilla prosiguió. Se produjeron en esos momentos algunas deserciones en sus filas. Debilitada su cuadrilla intentaron huir a Portugal donde se les negó su entrada y volvieron de nuevo a las cercanías de su pueblo.

 Como consecuencia  de las declaraciones de algunos de los capturados, la Guardia Civil consiguió conocer dónde se encontraba el resto de la Guerrilla y al final fueron localizados en el Sierra de Altamira, cerca de Valdelacasa de Tajo en la provincia de Cáceres, en el lugar conocido como Gargantilla Ciega, donde el 27 de octubre de 1946 fueron capturados y ejecutados. Las tumbas de los fusilados se encuentran en fosa común sin nombre en el pueblo de Valdelacasa.

 La mayoría de las actuaciones llevadas a cabo por la Guerrilla de Quincoces se realizaron en la comarca natural llamada valle de Ibor o Los Ibores, zona de Extremadura, pero lindando con la provincia de Toledo y donde se encuentra una geografía terrenos montañosos y también de zonas llanas de ríos y que también se encuentran muy próximas al pantano de Valdecañas del río Tajo, que son unas zonas muy propias para poder esconderse.

Como interesante es conocer que en la guerrilla  de Quincoces también se encontraron hasta 1946 en que fueron capturadas o abandonaron la guerrilla varias mujeres y entre ellas como conocidas fueron: Daniela Barroso Escudero, ”La Daniela” o “ La Madroña” y Casimira Álvarez Felipe “ La Jopa”.

Jesús Gómez Recio había nacido en el año 1902 y murió a los 44 años, se  sabe que estuvo casado y tuvo cinco hijos y en el lugar donde fue muerto con su comapañero llamado “Soria” se encuentra un “majano” de piedras que recuerda donde fueron asesinados  por la Guardia Civil, junto con otros dos compañeros.