Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Este personaje de la historia fue considerada como una heroína por su participación en la revolución de las Comunidades de Castilla y fue esposa del comunero Juan de Padilla.

Nació en Granada donde su padre estuvo destinado como responsable militar de la Alhambra y en realidad al ser hija de Íñigo López de Mendoza y Quiñones, Marqués de Mondéjar, debería llevar el apellido paterno, pero lo cambió por el de su madre para no coincidir con el de sus hermanas.

Siendo muy joven se casó con Juan de Padilla que posteriormente con Bravo y Maldonado fueron los promotores de la conocida por todos Partida de los Comuneros de Castilla y estando en Toledo, desplazamiento a  Valladolid y nuevo regreso a Toledo, fue cuando entonces, en 1521, se produjo la batalla de Villalar, donde los comuneros fueron derrotados por las tropas reales e inmediatamente ajusticiados.

Lo más curioso es que María seriamente afectada como es lógico, sin embargo no abandonó la lucha y cuando prácticamente la lucha comunera estaba finalizada en toda España, ella aguantó en el baluarte de Toledo durante un período de nueve meses hasta que tuvo que rendirse ante las tropas del rey, después de varias escaramuzas y ataque al Alcázar, pero finalmente el 4 de febrero de 1522 las tropas del rey toman Toledo.

María Pacheco pudo huir disfrazada con su hijo y buscó exilio en Portugal. Durante su estancia en tierras lusitanas, no consiguió que el rey le concediera  el perdón después de haber sido condenada por rebeldía, a pesar de los intentos de sus hermanos para que pudiera regresar a España, pero al final falleció en Portugal en 1531 a los 35 años de edad.

No cabe duda que María fue una aguerrida de su tiempo y que entre su valerosa actuación y su carácter rebelde, así como su tenaz resistencia, con los ideales de su marido, marcó una pauta importante dentro de los personajes manchegos de la historia de España.

De tal forma ganó su fama y popularidad que se han escrito dos novelas sobre el tema, filmada una película y una obra teatral, así como dispone de una calle en Toledo y  un Instituto de Enseñanza Media con su nombre.

Su atrevido enfrentamiento ante el rey y la monarquía le sirvió para recaudar varios apelativos con que ha pasado a la historia y el más conocido ha sido como la Leona de Castilla, y también como Brava Hembra, Centella de Fuego, el Último Comunero y la Viuda de Padilla, que son muchos de los apelativos con que se conoce la brillante y heroica historia de esta mujer.