Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Hace  ya muchos años nos dirigíamos en una excursión de estudiantes  a la sierra madrileña y el monitor que llevábamos nos hizo que contempláramos una serie de pequeñas montañas y nos habló de una leyenda.

Dando vueltas por internet, y en busca de algo novedoso que contarles, me he encontrado después de tantos años, medio siglo sin exagerar, con esta leyenda que ya tenía olvidada y que paso a resumirla.

Dándole a la imaginación en la fotografía que he recogido se puede ver al fondo una imagen que da la impresión de representar el cuerpo de una mujer muerta tumbada, con los brazos entrecruzados y cubierta por una especie de velo y que está integrada por tres picos entre la sierra de Madrid y de Segovia: La Pinareja, Peña del Oso y Pico Pasapán.

Pues esta imagen que tienen que imaginar, valga la repetición del  verbo y sustantivo, se le ha adjudicado varias leyendas que trato de resumir.

Se conoce como la “Leyenda de la Mujer Muerta”, con varias interpretaciones.

EL PASTOR CELOSO

Cuentan que un pastor se enamoró de la hija de un granjero, pero el pastor creyó que también otro pastor pretendía a la joven, por lo que se puso excesivamente celoso y sin poderlo contener decidió matar a los dos. Como consecuencia se entabló una batalla entre los dos bandos de los pastores, llegando a situaciones extremas que incluso aun con el desarrollo de una intensa tormenta con rayos y truenos no paraban en la batalla, hasta que la tormenta se paró y se oyó una voz que arengaba de miserables a los combatientes, diciendo que si la batalla paraba la pastora tomaría forma de montaña para que estuviera así expuesta a todo el mundo en recuerdo; de tal forma que dejaron de combatir ante semejante e impresionante espectáculo.

LA MADRE DE LA PAZ

Se cuenta que a la muerte de un jefe de una tribu sus dos hijos gemelos se comenzaron a pelear por hacerse los líderes de la tribu. La madre, para evitar que sus hijos continuaran con sus peleas, ofreció su vida a los dioses. En un día de inmensa tormenta, apareció la figura de su madre en forma de montaña, por lo que los hijos, contemplando tan impresionante espectáculo decidieron abandonar la lucha. Se dice que de vez en cuando aparecen en el cielo dos nubes que son sus hijos que vienen a venerar a su madre.

LOS DOS CABALLEROS

Se relata que dos caballeros estaban enamorados de la misma mujer. Ella estaba desesperada de la continua lucha de ambos caballeros y un día que habían desenvainado sus espadas, la mujer se interpuso entre ambos para intentar contenerlos y detener la lucha, con tan mala fortuna que puso su cuerpo en medio y resultó atravesada por las espadas de los dos caballeros. Pasado este suceso, acaeció una tormenta espantosa que hizo que las montañas tomaran la forma de la mujer atravesada por las espadas de los caballeros.

LA LEYENDA DE HÉRCULES

Paseaba Hércules con su caballero por las calles cuando apareció un grupo de  mujeres que, asustadas por la impresionante figura de Hércules, salieron todas corriendo menos una. El caballero admirado de la entereza y valor de la muchacha cayó ante sus pies y se enamoró de ella.

Cuando el padre de la muchacha se enteró del enamoramiento y no queriendo perder a su hija, loco de celos de perderla,  le quitó la vida. El caballero, desolado por la muerte, pidió a Hércules que esculpiera el cuerpo de la muchacha en una montaña.

En los cuatro casos existen pequeñas diferencias de las versiones que no he querido ampliar por no hacer muy onerosa la narración.