Puntos Inclusión Digital Diputación Ciudad Real
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Esta leyenda me surgió cuando hace ya muchos años tuve la oportunidad de tener amistad con un compañero de trabajo destinado en una localidad próxima a donde yo prestaba servicios y tuvo la mala suerte de ser destinado a esta localidad próxima como primer destino siendo canario de nacimiento y teniendo toda la familia en Santa Cruz de Tenerife y residir él mismo en las islas y, recién casado, tuvo que traerse a la mujer a trabajar y vivir en la península y, en uno de esos muchos encuentros y charlas entre amigos oí nombrar por primera vez el tema de la leyenda de la isla “non trubada” como dicen en las Islas Canarias.

La leyenda narra que un santo irlandés llamado Brandón, que era abad del Monasterio de Clonfert (Galway), decidió realizar un viaje programado a principios del siglo VI,  en 1516, con otros monjes para cristianizar otras zonas recorriendo durante años numerosas islas y concretamente donde nació el mito de la Isla de San Borondón. En una ocasión creyeron llegar a un isla desconocida y muy llana donde, para celebrarlo, decidieron realizar la Pascua y posteriormente los catorce compañeros de San Borondón iban a  preparar un asado de oveja y cuando levantaron el fuego comenzaron a dar gritos y salir huyendo buscando al abad que se encontraba descansando en el barco, ya que observaron que la isla se movía y se desplazaba por el mar cada vez más lejos del barco. Cuando al fin pudieron embarcar, San Borondón les explicó que tanto la Pascua como el asado había sido celebrada en el lomo de una ballena que había sido enviada por Dios para que pudieran conocer más mundo.

 El tema de la aventura ha sido proclamado por varias culturas: gallega, canaria, normanda u oriental, aunque sí está aclarada la posible existencia de la isla, que se supone que se encuentra cerca de la isla de Hierro,  especificando que se puede ver desde el resto de islas y que además ha recibido distintos apelativos.

Algunos incluso quisieron localizar la Isla de San Borondón, pero siempre a diferentes kilómetros del conjunto de las Islas Canarias.

Curiosidades

… Se han realizado numerosas incursiones y rutas con el objetivo de localizar esta isla en un total de ocho, desde el siglo XVI al siglo XVIII y representada en más de doce mapas cartográficos intentando ubicar geográficamente esta isla y que en alguno aparece con su nombre.

… Otra curiosidad es que la isla perteneció y pertenece legal y oficial mente al archipiélago Canario desde que se repartieron el océano atlántico entre España y Portugal, mediante el tratado de AlcaÇobas en el año 1479, por si descubriera la isla.

… Como hemos antedicho, estuvo cartografiada en varias ocasiones y se llegó a decir que tenía 480 kilómetros de largo y 155 km de ancho.

… La importancia y trascendencia de esta isla hace que sea considerada por los canarios como una isla más dentro de su archipiélago.

… Reseñamos los apelativos con las que se ha denominado en distintas ocasiones: “La encubierta”; “La perdida”; “La encantada”; “ La innacesible”; “La non trubada” y otras.