Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Son muchas especies de árboles de adorno que nos podemos encontrar en las vías urbanas, en parques de recreo y jardines en la ciudad. Algunos de ellos son populares y de sobra conocidos y otros menos debido a su reciente introducción como novedades.

Consejo Regulador

Los árboles que se plantaban en los jardines hace años-y aun ahora- proporcionaban serios problemas en algunas ocasiones por motivos de distinta clase. En principio se producía el problema de árboles cuyas raíces eran muy agresivas y producían dos inconvenientes: el levantamiento del asfaltado y, por otro, la obstrucción de tuberías de desagüe y de conducción de agua.

Un segundo problema era la producción de frutos de los árboles que contaminaban las aceras y a los paseantes, porque caían al suelo  y se pisaban con el consiguiente problema de suciedad. (caso muy conocido de las higueras y de las moras, además de otros).

Un tercer problema era el excesivo crecimiento de algunas especies que tapaban la visibilidad de  las señales de tráfico e incluso los cables eléctricos, porque, aunque se solían podar severamente, el crecimiento era muy rápido y llegaba a sobrepasarlas y entorpecer el tráfico y en algunos casos la excesiva tensión producía frecuentes cortes de luz.

Por mí y por todos mis compañeros Unicef

Actualmente para el primer problema se ha solucionado con plantaciones de árbol en cajón cerrado de metal hermético que impide su crecimientos en longitud.

El segundo problema se ha solucionado plantado árboles estériles con dos casos: árboles masculinos  y árboles estériles. El tercer caso se suele solucionar con una poda correcta teniendo en cuenta cada especie y con plantaciones de árboles de poco desarrollo y crecimiento sabiendo elegir la especie adecuada.

Actualmente estos problemas dejan de producirse, aunque no es un caso todavía generalizado, estando ya instaurado en muchas nuevas plantaciones de parques.

Continuamos nuestros artículos de “Árboles de Tomelloso” por uno importado que es precioso por su belleza de sus flores.

Albizia julibrissin

(Durazz, 1772)

ÁRBOL DE LA SEDA

Acacia de Constantinopla

Distribución

Es una planta originaria de Asia, en el espacio existente entre China y Corea. Se introdujo en España en el siglo XVIII. Se encuentra distribuida prácticamente en toda España en parques y jardines e incluso en zonas urbanas.

Características

Se trata de un árbol de bastante tamaño y crecimiento en altura, alcanzando hasta más de 13 metros. La corteza es gris algo oscura. Las hojas son bipinnadas con seis a doce pares de hojas, nervio principal lateral y tienen estípulas caducas. Las flores se encuentran en capítulos globosos que aparecen en las puntas de las ramas. El cáliz es tubular, velloso y pentalobulado y corola también vellosa con cinco lóbulos. Carecen de pétalos. Estambres soportados en un tubo más alargado que el cáliz, de los que una es más larga y es la primera que florece. Los filamentos de los estambres son de color rojo violeta. Los frutos son legumbres glabras, comprimida y sin tabiques que se secan en la madurez expulsando a las semillas. Semillas algo aplanadas y de color marrón en la madurez con aproximadamente 10 a 12.

El árbol se adapta bien a las características de nuestros suelos, no siendo muy exigente en cuanto a la calidad del suelo ni en relación a sus exigencias de riego. Tienen una buena resistencia a las heladas y su período de floración pasa desde abril-mayo hasta finales de septiembre. Se forma como la figura de un paraguas, creciendo más a lo ancho que en altura, aunque la sombra proporcionada no es excesiva. Por esta característica no necesita podarse.

Usos

Los frutos se utilizan en alimentación para el ganado y la corteza se emplea como protección contra las heridas.

Localización en Tomelloso

Todas las fotografías están obtenidas en el inicio de la calle Airén, continuación de la calle Estación en la plazoletilla al lado de la Estación del Tren.