Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

A principios del mes de julio la concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, a través del Centro Infanto-Juvenil, ha puesto en marcha la Escuela de Verano 2019, donde 130 niños y niñas, de 3 a 11 años, están disfrutando durante el periodo estival con los servicios de Pequeteca y Ludoteca de Verano, dos espacios de ocio divertidos y adaptados a sus inquietudes.

Día de la Constitución Cortes de Castilla-La Mancha

El día 3 de julio se iniciaron ambos servicios, los cuales se extenderán hasta finales del mes de agosto. Así la Pequeteca de Verano se está desarrollando en el CEIP Azorín, en horario de 09:30 a 14:00 h., con 46 niños y niñas de edades comprendidas entre los 3 y 6 años; mientras que la Escuela de Verano (Ludoteca), con 84 chicos y chicas de 6 a 11 años, principalmente se desarrolla en el Centro Infanto-Juvenil en horario de 10.00 a 14.00 h.

Consejo Regulador

Para compatibilizar ocio y aprendizaje en la Pequeteca la programación incluye talleres de psicomotricidad, inglés, manualidades, ritmo corporal, cuentacuentos, juegos de recreo, así como salidas al Parque Vicente Cano y chapuzones en una piscina pequeña para combatir el calor del verano.

Por mí y por todos mis compañeros Unicef

Por su parte, la Ludoteca está dividida principalmente en dos grupos: Trolls y Bergens. En las cuales los chicos y chicas pueden, entre otras actividades, realizar talleres de manualidades, informática, ciencia divertida, cocina, juegos populares y salidas a la piscina municipal.

Para desarrollar las numerosas actividades previstas por el área de Juventud, la Escuela de Verano cuenta con un total de 6 monitoras y monitores, más una coordinadora que además desarrollará las funciones de apoyo.

Desde la concejalía de Juventud se ha trabajado y realizado un gran esfuerzo para mantener los altos niveles de calidad de años anteriores y adaptar las diferentes instalaciones para dar cabida a la mayor parte de usuarios y usuarias, facilitando con ello una educación donde el juego es el principal motor de desarrollo íntegro de los niños y niñas.

La Escuela de Verano surge para cubrir el tiempo libre del periodo estival con el que cuentan los niños y niñas en edad escolar, informan desde el área de Juventud. Para ello, se crea un espacio de ocio y tiempo libre por y para la infancia, dando respuesta a sus necesidades. En esta etapa de la vida el juego favorece la adquisición de la autonomía y la autoconfianza a los pequeños y pequeñas de la casa, facilitando la expresión emocional y la liberación de sus tensiones, asimismo contribuye a la formación de la personalidad y al desarrollo de la autoestima. Además, no hay que considerarlo sólo como un pasatiempo o diversión, es también un aprendizaje para la vida adulta.