Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Tras la reunión, días atrás, de la mesa de la sequía, anuncia el consejero de Agricultura, que se van a dar 46 millones de euros para los campesinos como ayuda ante la situación climatológica. 30 millones para cultivos herbáceos, a razón de 100 €/Ha, y 16 millones para cultivos leñosos.

Con unos conocimientos rudimentarios de matemáticas, 30 millones de euros divididos entre un millón y medio de Hectáreas de herbáceos que hay en la región castellano-manchega no sale a 100 euros por hectárea. El propio consejero reconoce que el nivel de afectación de los cultivos por la sequía es del 85% de la superficie sembrada, lo que tampoco cuadra con los 100 euros prometidos.

Cooperativa virgen de las Viñas de Tomelloso

Anuncia que este importe lo va a obtener del presupuesto del PDR (PAC para el desarrollo rural) cerrado a 31 de diciembre del año pasado. Desde la Unión de campesinos de Castilla-La Mancha dudan que Bruselas autorice tal presupuesto, pero en caso de que así fuera, el Consejero podría haber solicitado la utilización de los 700 millones de euros que han sobrado del PDR y que se han devuelto íntegros a Bruselas Se preguntan desde el sindicato “¿Por qué no solicita mayor importe y maneja cantidades miserables?” Solo cabe pensar que la Junta de comunidades de Castilla-La Mancha no quiere poner el dinero que le corresponde como cofinanciación, el 17'5%.del total, tal y como ha ocurrido durante los últimos 7 años, dejando perder dicho importe que iba destinado al desarrollo rural.

Mejor conectados - Telefónica

Sin embargo, no ha habido problema desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en poner ese 17,5% a disposición de la empresa privada GEACAM. Que obtiene 500 millones de euros en subvenciones de desarrollo rural, dinero que no llega al bolsillo de los agricultores en favor de la España vaciada.

100 €/Ha es a todas luces una cantidad insuficiente para paliar las enormes pérdidas producidas por la sequía, pero parece que el Consejero de agricultura no es consciente de ello. La pérdida de la cosecha es total.

Además, anuncia Martínez Arroyo que, dicha ayuda por las pérdidas de la sequía, se solicitará junto con la PAC, programa ya de por sí muy complicado, y que está dando gran cantidad de fallos.

Mientras, Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha se permite juzgar a los campesinos y declara “salvo los que están muy ideologizados todos apoyan al gobierno del Partido Socialista del señor Page”. En esto contradice al presidente pues según palabras textuales declaradas hace unos días, éste afirma que “por definición todos los agricultores y ganaderos son de VOX o del PP”.

Es de destacar el olvido de un importante sector, la ganadería, al que no se ha tenido en cuenta en ningún momento en el reparto de estas nimias ayudas. Se desconoce si se asignará un importe de ayuda por hectárea de pastos que se han visto gravemente afectados por la sequía. Los ganaderos se han visto obligados a alimentar a sus animales a pesebre en plena primavera, lo que ocasionará que además deban seguir haciéndolo durante los meses de verano y principios de otoño.

En definitiva, la mesa de sequía acuerda unas ayudas con un dinero ficticio en su origen, el presupuesto insuficiente, el reparto injusto, se olvida a sectores claves como la ganadería y se observa la clara intención de hacer campaña electoral al hablar de estas ayudas.

Tampoco se ha hecho público el contenido del condicionado para acceder a estas ayudas, de las que esperan desde el sindicato agrario no se deban cumplir las condiciones leoninas que se exigieron cuando las ayudas por el temporal Filomena, debido a las cuales sobró más de la mitad del presupuesto. Asimismo, no verían razonable que se exija al sector agropecuario la presentación de un informe pericial justificativo de los daños sufridos. Resulta caro, hace que mucha gente renuncie a la ayuda y es innecesario en una situación notoriamente conocida.

Unión de agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha desea preguntar a las OPAs si han acudido a firmar este acuerdo del que se desconoce prácticamente todo, con sus propias propuestas o simplemente dispuestos a firmar cualquier documento que les pusiera el Consejero delante. Más aún, teniendo en cuenta que en estos días la prensa ha publicado la existencia de amenazas por parte del gobierno nacional y regional a distintas asociaciones y organizaciones agrarias o relacionadas con el mundo rural para que no acudan a la manifestación del día catorce de mayo. Declaran desde el sindicato que cuando el señor Fresneda prometió una primavera caliente no pensamos que pudiera referirse a estas elevadas temperaturas y la escasez de lluvias, más bien creímos que entablaría una lucha feroz para la defensa del sector al que dice representar. Cuestión que ha demostrado con esta firma que en ningún momento entraba en su intención hacer.

El pesebre de las OPAs lleno, mientras que los ganaderos tienen que llenar el de sus animales de su bolsillo.

.