Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La Agencia Tributaria ha publicado esta semana la Estadística de los Declarantes de IRPF por Municipios (EDM) que ofrece una perspectiva integral  de la renta personal bruta de los declarantes. La estadística parte del modelo 100 de declaración anual del IRPF, y el resumen anual 190 de retenciones e ingresos a cuenta para las rentas exentas. Los datos  corresponden al año 2019 (declaraciones presentadas en 2020).

Día de la Constitución 2021

La secretaria de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo de CCOO CLM, María Ángeles Castellanos, ha analizado estos datos para concluir que es preciso “dar un empuje a los salarios para afrontar la despoblación, ya que los niveles de renta bruta media de Castilla-La Mancha están muy alejados de los puestos de cabeza”. Con 23.437 euros de renta bruta media, la región es la segunda comunidad del régimen fiscal común con menor renta tras Extremadura y muy lejos de los 82.188 de Pozuelo de Alarcón, que es el municipio con más renta.

Dentro de la región también existen diferencias notables y la brecha entre el municipio con más renta y el de menos renta alcanza el 140%. “La estructura económica de los municipios y su cercanía o no a grandes núcleos de población son factores que hacen que pueblos de Castilla-La Mancha tengan tal disparidad de ingresos”, ha advertido Castellanos.

Poder acceder a mejores salarios y la proximidad de los servicios hacen que los pueblos aumenten su población, mientras que aquellos municipios con más peso de la agricultura y más alejados de los núcleos más poblados se están quedando con una población mermada y envejecida. “Si de verdad se quiere frenar la despoblación, lo primero es procurar el acceso a empleos decentes y a servicios suficientes”, ha indicado la secretaria de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo.

Los datos

Reciclar más. Mejor. Siempre

En Castilla-La Mancha la renta bruta media en 2019 es de 23.437 euros, 2.580 euros más respecto a la renta de 2018 (12%). En el conjunto del territorio fiscal común, la renta bruta media es de 28.384 euros. Todas las provincias presentan mejores datos que en 2018. En Albacete se ha pasado de una renta media de 20.531 euros en 2018 a 23.259 en 2019 (13% más); en Ciudad Real de 20.478 a 22.943 euros (12%); en Cuenca de 18.841 a 21.238 (12%); en Guadalajara de 24.452 euros a 26.814 (10%) y en Toledo se ha pasado de una renta bruta media de 20.541 euros en 2018 a una de 23.190 en 2019, lo que supone un crecimiento del 13%.

La estadística muestra que, de los ingresos declarados en el IRPF, la parte más importante corresponde a rentas del trabajo, con un incremento notable en 2019, cuando el total de rentas del trabajo declaradas en Castilla-La Mancha superó los 18.200 millones de euros, 2.590 millones más que en 2018 (un 17% más). También han crecido las rentas de actividades económicas, en este caso el incremento de rentas declaradas se sitúa en el 20%.

Renta por municipios

Además de por provincias, podemos conocer las rentas por tamaño de municipio. Castilla-La Mancha es una región rural, más del 57% de la población vive en municipios de hasta 20.000 habitantes y 32% en municipios de menos de 5.001. Albacete es la única población de más de 100.000 habitantes, y concentra el 9% de la población de Castilla-La Mancha.

En los municipios más pequeños (hasta 1.000 habitantes) la renta bruta es de 17.975 euros, 20.239 para el siguiente tramo (entre 1.001 y 5.000 habitantes), 21.359 para municipios con entre 5.001 y 10.000 habitantes; 22.979 para los 21 municipios que tienen entre 10.001 y 20.000 vecinos; 24.169 para los 10 municipios de entre 20.001 y 50.000 habitantes; para los cinco municipios de la región que tienen entre 50.001 y los 100.000 habitantes la renta bruta media es de 27.984 euros. “Es muy evidente el menor nivel de ingresos del medio rural, una realidad que hay que revertir si queremos que los pueblos más pequeños no sigan perdiendo población”, apunta María Ángeles Castellanos.

En concreto, los indicadores dicen que Cabanillas del Campo (Guadalajara) se mantiene como  el municipio con más renta media de Castilla-La Mancha, con 32.716 euros al año, seguido de Pepino (Toledo) que en 2018 ocupaba el quinto lugar; desbancando a Cobisa, que encabezaba la lista toledana. El tercer y cuarto puesto son para municipios de Guadalajara (El Casar y Valdeaveruelo con 31.917 y 31.415 euros respectivamente) y en quinto lugar aparece Cobisa con 31.368 euros.

En cuanto a los municipios de menor renta, Villamanrique en Ciudad Real sigue siendo el pueblo de más de 1.000 habitantes de Castilla-La Mancha con menor renta bruta disponible, 13.651 euros. Hay una brecha del 140% entre el municipio con más renta y el que tiene el dato más alto. “De media, un habitante de Villamanrique tarda dos años y cinco meses en obtener la renta media de un año de un habitante de Cabanillas del Campo”. En el segundo puesto  por la cola está Nerpio (Albacete) con 13.983 euros, le siguen Carrizosa con 14.098, Albaladejo con 14.622 y Alhambra con 14.722, los tres de la provincia de Ciudad Real y al igual que Villamanrique, de la comarca del Campo de Montiel.

“Hay grandes diferencias de renta entre los municipios de Castilla-La Mancha, en general los municipios con menos habitantes tienen peores indicadores, pero también hemos visto que hay municipios que no tienen gran tamaño y están a  la cabeza cuando hablamos de ingresos medios”, concluye María Ángeles Castellanos. Los municipios con más renta ganan habitantes y presentan una población que de forma mayoritaria ha nacido en otros municipios. “Son polos de  atracción de población, en Cabanillas del Campo el 41,2% de la población nació en otra  comunidad autónoma y el 33% en otro municipio de la provincia. En Pepino, el 60,8% de la población nació en otro municipio de la provincia y en Villamanrique el 68,3% de la población nació allí”, explica como ejemplo la secretaria de Políticas Sociales, Agenda 2030 y Empleo.